Autobús de tránsito rápido

Esta es una participación de Breogán Lijó, consultor en movilidad. Trabaja en diversos proyectos para acercar un transporte público y competente a la sociedad y, siempre, bajo unos principios que respeten la calidad ambiental. Participando en HdC, pretende mostrarnos las ultimas tendencias en movilidad y transporte así como ejemplos de buenas practicas a seguir.

Denominado también cómo BRT (Bus Rapid Transit) se trata de un servicio de autobús de transporte masivo, generalmente construido en ámbito periurbano pero con un recorrido que en ocasiones se adentra en el núcleo urbano. Están concebidos bajo la misma filosofía que el tranvía: gran capacidad de usuarios, un carril reservado y completa prioridad en intersecciones con el resto del tráfico viario. Sin embargo, el costo de construcción es mucho más reducido.

A diferencia de una línea convencional de autobús, los BRT permiten una mayor frecuencia de pasaje (hasta 5 minutos en horas punta), un tiempo de trayecto garantizado, una velocidad que compite con el vehículo privado y un horario de servicio bastante amplio. Las estaciones tienen un mayor aforo que en el caso del autobús convencional. El sistema de información así como la fácil comprensión de red otorgan una mayor familiaridad al sistema, tal como podría ocurrir con un sistema de metro o tranvía. Con la construcción de estas líneas se pretende que un gran número de usuarios de vehículos privados se cambien hacia un transporte público competitivo.

Muchas ciudades europeas están elaborando planes de urbanismo que incluyen la inserción de estas líneas. Ante una prioridad ambiental, el bajo costo del BRT y la rapidez de ejecución permiten la creación de un número mayor de líneas a diferencia del tranvía. En algunos proyectos, incluso, se menciona la puesta en marcha de un BRT como una “ensayo real” del número de usuarios y calidad del servicio antes de la instalación de una línea de tranvía, prevista a medio plazo.

Sin embargo, los ejemplos más destacados de este tipo de servicio los encontramos en ciudades latinoamericanas. Uno de los casos más importantes es el TransMilenio de Bogotá. Inaugurado en 2000, comprende hoy en día un total de 9 líneas y 114 estaciones convirtiéndose en una de las redes de este género con más usuarios del planeta.

 Breogán Lijó

Facebooktwitterredditpinterestlinkedin

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies