¿Por qué hay aves carroñeras exclusivas y no mamíferos?

La naturaleza siempre es una ventana fascinante a la que asomarse. Basta un vistazo interesado para que multitud de preguntas asalten nuestra materia gris. Para una persona observadora no pasan desapercibidas las famosas cadenas tróficas: presas, depredadores... son conceptos que manejamos y comprendemos todos. Si miramos detalladamente a lo más alto de esas cadenas aparecen unos animales que no suelen contar con la simpatía de muchas personas, quizás porque se alimentan de animales muertos. Son los descomponedores o carroñeros. Fijando la atención en este escalón de la pirámide trófica percibimos que son muchos los animales que aprovechan las carroñas. Algunos ejemplos entre los vertebrados son los osos, el águila imperial, etc. Pero, ¿puede un vertebrado alimentarse sólo de carroña? La respuesta es que las aves sí pueden, pero los mamíferos no. Excluiremos del análisis a peces, anfibios y reptiles aunque muchas de las desventajas de los mamiferos las comparten, incluso agravadas.

Comenzaremos por considerar la fuente de alimento, esto es, la carroña. Cuando un animal muere, sus restos se descomponen en más o en menos tiempo dependiendo de algunos factores como su tamaño, las condiciones ambientales y la riqueza de la microfauna. De esta manera, sólo los animales grandes, como los ungulados o los grandes herbívoros, tendrán un tamaño suficiente para permanecer durante un tiempo prolongado en la naturaleza y que puedan servir de alimento. Al estar ya muerto se eleva mucho su "valor alimenticio" (Valverde, 1967) porque se elude el gasto de energía y tiempo que conllevaría perseguir y capturar a la presa. Además, siéndo así, un animal puede alimentarse de otro mucho mayor que él, algo que, estando la presa viva, hubiera sido inaccesible. Observamos que alimentarse de un animal muerto, es decir, de una carroña, es altamente beneficioso por lo que no es de extrañar que esta fuente de alimento atraiga a tantos animales. Tal es así que, para hacernos una idea, entre las rapaces diurnas ibéricas se han descrito hábitos carroñeros para 17 de las 25 especies que nidifican regularmente.

A pesar de ser un alimento tan favorable, muy pocas especies pueden alimentarse sólo de carroñas. Esto es debido a la competencia interespecífica que se genera. Hiraldo et al. (1991) en un estudio en el Parque Nacional de Doñana observó que los cadáveres de ganso eran aprovechados por diez especies diferentes de aves, pero solamente aquellas que eran capaces de desplazar con éxito a las restantes obtenían un rendimiento óptimo. ¿De qué dependía ese desplazamiento? Se vió que era consecuencia directa del tamaño, de modo que las especies de menor tamaño (cuervos, milanos reales) eran desplazadas por las mayores (águila imperial). Así, la mejor estrategia para esas especies menores es localizar el cadaver lo antes posible.

Por tanto y a tenor de lo que hemos visto hasta ahora podemos inferir que un ave que vaya a alimentarse de carroña debe tener un tamaño muy grande para poder desplazar a sus competidores y explotar dicho alimento. Pues bien, esto se cumple. Las aves que se alimentan en exclusiva de carroña por excelencia son los buitres y ya vemos que no es casualidad que sean las aves rapaces (Accipitriformes) de mayor talla. Además de esta dominancia sobre las demás aves frente a las carroñas, este tamaño enorme les confiere algunas ventajas más. Primero, son capaces de desgarrar la piel, músculos y tendones y acceder a zonas de la presa imposibles para otros animales menos poderosos. Y segundo, los hace mejores competidores que los grandes mamíferos carnívoros, razón por la cual estos no pueden sustentarse exclusivamente de carroñas. Analicemos esto en detalle.

Las hienas son mamíferos típicamente carroñeros pero necesitan capturar presas vivas para completar su dieta puesto que con las carroñas solamente no cubrirían sus necesidades alimenticias. ¿A qué se debe esto? Es debido, como ya se ha adelantado, a que los buitres son mejores competidores. Houston en 1974 en África oriental comprobó que el 84% de los cadáveres eran explotados casi en exclusiva por los buitres lo cual demuestra una ventaja clara a favor de estas aves. La razón de esta superioridad la encontramos en la morfología y el tamaño corporal. De esta manera, un buitre moteado es capaz de rastrear un área de 110 kilómetros en cinco horas de vuelo mientras que una familia de hienas rastreará una zona de entre 30 a 50 kilómetros. Por otra parte, si un buitre y una hiena descubren un cadáver a la vez, el ave siempre va a llegar antes que el mamífero porque su velocidad de vuelo es mayor que la de desplazamiento del cuadrúpedo. Mientras el buitre vuela a 70 kilómetros por hora, la hiena corre a 40 kilómetros por hora, esto hace que una carroña situada a unos 4 kilómetros sea alcanzada por el buitre en 3 minutos y por la hiena en 4,25 minutos. Sin contar con que la hiena va a encontrar obstáculos como ríos, montañas, etc. lo cual la va a retrasar todavía más. Esto no hace más que reflejar que, respecto a la explotación de carroñas, un buitre es mucho mejor competidor, por ello puede alimentarse sólo de animales muertos, estrategia que no es válida para la hiena por ser peor competidora.

Adaptado de Pennycuick (1973)

Jesús David Tavira

NOTA: Esta entrada participa en el XIV Carnaval de Biología que alberga el blog BioTay

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Etiquetas:

7 Comentarios en “¿Por qué hay aves carroñeras exclusivas y no mamíferos?”

  1. Avatar
    javier septiembre 30, 2012 at 2:46 am #

    cuanta carne como un buitre

  2. Avatar
    manolo_elmas julio 2, 2012 at 2:08 pm #

    Buen artículo, pero creo necesaria una puntualización: aves carroñeras "estrictas" sólo hay una: el buitre leonado. De los demás buitres "españoles" el negro caza de vez en cuando, el quebrantahuesos es osteófago y el alimoche es omnívoro. Del resto de rapaces sólo son carroñeras en estado de necesidad, pero siempre prefieren presas vivas.

    • Avatar
      jesustavira julio 2, 2012 at 6:40 pm #

      Hola Manolo, muchas gracias por tu comentario. Tengo un par de observaciones. El artículo se refiere a buitres en general y no sólo a los ibéricos, de hecho, la comparativa con la hiena se refiere a buitres moteados, un buitre africano similar a nuestro ibérico leonado. Ocurriría igual al comparar cualquier buitre respecto a un mamífero que aproveche las carroñas. La comparación entre la hiena y el buitre moteado me parece ideal, no tanto por el buitre, si no por la hiena, quizás uno de los más típicos mamíferos considerados carroñeros.

      Aclarado esto, respecto de los ibéricos, es cierto que el buitre negro caza esporádicamente, llegándose a alimentar incluso de algunos insectos, pero representa un porcentaje pequeño del total de su dieta. Como bien dices, el quebrantahuesos se alimenta de huesos pero sin olvidar tendones y pellejos, además también tiene la capacidad de cazar pequeñas presas y lo hace, más en épocas de escasez o de reproducción cuando la demanda de alimento es mayor. Respecto al alimoche, hasta donde yo sé, no es omnívoro. Se alimenta de una gran variedad de cadáveres de muy diversos tamaños, en verano aprovecha mucho la incidencia de la mixomatoxis sobre los conejos, es capaz de alimentarse de huevos e incluso de excrementos pero en su dieta no incluye vegetales. Si encuentras una información que diga lo contrario te rogaría que me lo indicaras. En cualquiera de estos tres animales su dieta predominantemente son otros animales muertos (o partes de ellos como en el quebratahuesos)

      Por último, no estoy muy de acuerdo con tu última afirmación. Muchas rapaces no utilizan la carroña por extrema necesidad, si no como primera opción. Por ejemplo un águila imperial no va a desdeñar el cadáver de un conejo y lo aprovechará aún teniendo opción de cazar otros. De esta manera ahorran enegía derivada de capturar a la presa. Otro ejemplo todavía más claro son los ratoneros que patrullan las carreteras en busca de animales atropellados o los milanos negros que se congregan alrededor de basureros y muladares.

      Un saludo.

      • Avatar
        manolo_elmas julio 2, 2012 at 9:54 pm #

        Jesús:
        Tienes razón en cuanto a lo de los buitres, yo me refería a los "españoles" exclusivamente.
        Respecto a lo demás tengo algunas dudas: en el libro de los hnos. Heredia El Quebrantahuesos en los Pirineos (Colección Técnica, Icona,, 1991) en ningún momento cita otro alimento que no sean huesos, lógicamente si a ellos van adheridos tendones o piel es posible que los ingiera también.
        Sobre el buitre negro, la caza ocasional de conejos y/o lagartos ocelados está bien documentada, aunque sí, no es la norma.
        Con lo del alimoche "omnívoro" vuelves a tener razón, me he explicado mal: me refería con lo de omnívoro a que come cualquier parte del cadáver y otros elementos orgánicos, como huevos o incluso lagartos y batracios, no que su dieta incluya cualquier tipo de alimento como los vegetales.
        La imperial ibérica siempre ha estado en peligro debido a la merma de la población de conejos, su principal alimento, y a falta de ellos por supuesto elige cadáveres, pero el ahorro de energía que supone esto último va ligado a épocas de escasez. El resto de rapaces siempre elige también cadáveres, o basura, a falta de otra opción, la presa viva.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Paseo científico: bosón de Higgs, Shenzhou 9, extraterrestres y más - Tendenzias.com - marzo 15, 2016

    […] ¿Por qué hay aves carroñeras exclusivas y no mamíferos? […]

  2. Bitacoras.com - julio 2, 2012

    Información Bitacoras.com...

    Valora en Bitacoras.com: La naturaleza siempre es una ventana fascinante a la que asomarse. Basta un vistazo interesado para que multitud de preguntas asalten nuestra materia gris. Para una persona observadora no pasan desapercibidas las famosas cade.....

  3. Paseo científico: bosón de Higgs, Shenzhou 9, extraterrestres y más | SinapSit - julio 2, 2012

    [...] ¿Por qué hay aves carroñeras exclusivas y no mamíferos? La naturaleza siempre es una ventana fascinante a la que asomarse. Basta un vistazo interesado para que multitud de preguntas asalten nuestra materia gris. Para una persona observadora no pasan desapercibidas las famosas cadenas tróficas: presas, depredadores… son conceptos que manejamos y comprendemos todos. Si miramos detalladamente a lo más alto de esas cadenas aparecen unos animales que no suelen contar con la simpatía de muchas personas, quizás porque se alimentan de animales muertos. Son los descomponedores o carroñeros. Etiquetas: biología, espacio, física, paseo científico Retweet ThisShare ThisStumbleUpon ThisDigg ThisBookmark This [...]

Deja un comentario

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies