Las 5 erres: reutilizar, reducir, reparar, reciclar y regular

Fuente: elsecretodelas3r.blogspot.com.es

Desde pequeños nos enseñan en el colegio, en las excursiones a la granja escuela y centros de reciclaje la regla de las tres erres: reutilizar, reciclar y reducir. Estos son, por así decirlo, los pilares que hasta ahora debíamos seguir para que los recursos que explotamos no fuesen un problema ambiental. En este artículo hablaré de las 5 erres, poniendo sobre el tapete otras dos nuevas que complementan, desde mi punto de vista, de manera crucial la gestión de residuos.

Reutilizar. En casa todos reutilizamos cosas. Aunque no pensemos en el medio ambiente a la hora de actuar, sale instintivamente guardar el aceite de las patatas fritas para otras comidas, o regalar cuando nos quedan pequeños los zapatos a nuestro hermano o hermana menor, y miles de ejemplos más que seguro te están saliendo mientras lees.

Reducir. Desde hace varios años parece que se ha puesto de moda sobre-envasar los productos. Todos hemos visto como las magdalenas están envueltas individualmente en bolsas de plástico que a su vez son envueltas todas ellas por una bolsa mayor. Nos dirán que es por guardar su frescura, por higiene o por que no pierdan su forma en sus largos transportes; pero lo cierto es que cuesta cada vez más, y sobre todo en grandes superficies, ver productos que no estén mil veces envueltos en plásticos y cartones que no hacen más que generar ingentes cantidades de residuos en las casas. No voy a ahondar en este asunto -puede que lo haga en otro artículo- pero está claro que tenemos la posibilidad de elegir los productos que compramos y cambiar esa forma de pensar de los productores, convertirnos en consumidores activos o prosumidores con mucho que decir y por lo que actuar. Aún con todo esto, no basta con reducir nuestros residuos, porque hay que tener en cuenta que la reducción, aun siendo uno de los pilares básicos de la eco-eficiencia, no acaba con el agotamiento y la destrucción de los recursos, solo lo ralentiza.

Reparando un coche antiguo en la Habana

Reparar. No puede faltar esta erre. Y digo esto desde que vi hace ya unos meses el documental “Los reyes del reciclaje” sobre como un grupo de jóvenes cubanos se ganan la vida arreglando objetos. Su consigna: no hay nada lo suficientemente viejo o estropeado que no se pueda reparar o usar para otro fin.

Reciclar. Aunque seamos la familia más ecológica reciclando todos nuestros residuos, aunque seamos los más asiduos al punto limpio no dejaremos de ser un eslabón más en la cadena del infraciclado. No es culpa nuestra. Nosotros hacemos todo bien. Compramos, separamos y tiramos a donde nos dicen. ¿Pero qué pasa antes y después? Para que podamos entender el proceso en el libro Cradle to cradle (“De la cuna a la cuna” en español) ponen el ejemplo de una lata de refresco:

El aluminio es otro material valioso pero constantemente infraciclado. La típica lata de refresco consta de dos tipos de aluminio: el casco se compone de una aleación de aluminio, manganeso y algo de magnesio, sin embargo las coberturas y las pinturas, y la parte dura superior es de una aleación de aluminio y magnesio. En el reciclaje convencional se funden juntos, produciendo un material más débil, y por tanto menos útil.

Los productos infraciclados suelen ser más débiles y con tener mayores aditivos tóxicos para tener una apariencia de producto nuevo. El caso papel es un ejemplo claro:

Dado que no fue diseñado pensando en su reciclaje, el papel requiere de procedimientos intensivos de blanqueado, así como otros procesos químicos, para que pueda volver a ser blanco en su reutilización.

El problema ya no recae solo en la calidad de los productos reciclados, sino en el propio proceso de reciclaje:

Los hornos de arco eléctrico que reciclan el acero secundario para materiales de construcción son actualmente una gran fuente de emisiones de dioxinas, un triste efecto colateral para un proceso supuestamente provechoso para el medio ambiente.

Sello Cradle to Cradle

Regular. Está claro que para que todo lo anterior no ocurra debe haber una regulación, no sólo de la gestión de residuos, o de los procesos de diseño, sino también de los mercados, que con sus constantes evoluciones, prisas e inventiva, cuesta mucho seguir su ritmo buscando ellos mismos siempre la salida de productos que den el máximo beneficio directo, sin pensar en la repercusiones a corto, medio y largo plazo.  Hemos creado un monstruo, y este es capaz de hacer que productos potencialmente peligrosos y no regulados tengan una ventaja competitiva frente al resto.

Enrique Estrela Chicote  

Fuentes:

 Cradle to Cradle de Michael Braungart y William Mcdonough. Editorial McGraw Hill.

 Los reyes del reciclaje. Producido por Morena Films.

Share

Etiquetas: , , , ,

4 Comentarios en “Las 5 erres: reutilizar, reducir, reparar, reciclar y regular”

  1. Julio carlos del toro batista 15 diciembre, 2013 en 17:03 #

    Hola como estas, te escribo porque me parece muy interesante e importante lo que has escrito, también si deseas hacerle una entrevista a mi señor padre que es uno de los principales protagonistas del documental Los Reyes del Reciclaje el se llama Lesme Del Toro.

    gracias
    Julio

  2. alejandro 2 septiembre, 2013 en 15:17 #

    esta bien todos de los métodos de reciclaje

  3. raquel 15 enero, 2013 en 23:23 #

    jajajjajajajaja si ya crearon las 5 erres ya podre responder la pregunta de la maestra !siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii ¡

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 18 octubre, 2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Fuente: elsecretodelas3r.blogspot.com.es Desde pequeños nos enseñan en el colegio, en las excursiones a la granja escuela y centros de reciclaje la regla de las tres erres: reutilizar, reciclar y reducir. Estos son, por asÅ..

Deja un comentario