Reseñas HdC: El origen del planeta de los simios


El origen del planeta de los simios (Rise of the planet of the apes)

Año: 2011

Director: Rupert Wyatt

Guión: Rick Jaffa, Amanda Silver (Novela: Pierre Boulle)

Género: Ciencia ficción

Reparto: James Franco, Andy Serkis, Freida Pinto, Brian Cox, John Lithgow, Tom Felton, David Oyelowo, Tyler Labine, Jamie Harris, David Hewlett

Sinopsis tomada de IMDb

Will Rodman es un científico que desarrolla un tratamiento experimental para curar el Alzheimer. Los efectos del virus que desarrolla, el ALZ-112, durante las pruebas con simios, son prometedores. Sin embargo, un altercado con los primates hace que su proyecto sea cancelado y los chimpancés sacrificados. Todos menos un bebé recién nacido (César), que Will se lleva a su casa. Pronto descubre que su madre, inoculada con el virus, le ha transmitido genéticamente los efectos observables por el tratamiento: un gran aumento de la inteligencia, un desarrollo cerebral por encima de lo normal y una capacidad lingüística y social sin parangón. Pero mientras observa y cría fascinado al pequeño César, este va experimentando cada vez mayor desazón con su enclaustramiento forzado y con su carácter de mascota...

 

Película americana de ciencia ficción y segunda obra del escritor británico y director Rupert Wyatt, tras su debut en el cine con El escapista en 2008. Nominada a varios premios, en principio se trata de una precuela de la historia narrada en El planeta de los simios, la novela distópica escrita por el francés Pierre Boulle en 1963 y adaptada después al cine en primer lugar por Franklin Schaffner cinco años después, cuyo impacto llevó a la creación de numerosas secuelas, seriales de televisión, cómics y hasta un remake en 2001 de la mano de Tim Burton que pasó sin pena ni gloria, pero el hecho de que ya haya fecha de estreno para una continuación de la historia de Wyatt en 2014, bien podría sugerirnos que estamos ante un auténtico reboot de la saga, o bien solo llenará los huecos argumentales entre esta última y la primera historia. Aunque el hecho de que el chimpancé protagonista se llame César apoya más la primera hipótesis, ya que en la saga original, César aparecería cronológicamente mucho después, con un rol de líder y liberador similar pero en un contexto diferente. La historia inicial de Schaffner nos narra cómo los tripulantes de una nave espacial que experimenta problemas técnicos se ven obligados a realizar un aterrizaje forzoso en un planeta que no reconocen y del cual descubren que está habitado por simios muy inteligentes. También hay seres humanos, pero viven escondidos y atemorizados, siendo tratados por estos simios como animales inferiores, y como tales cazados o capturados vivos para experimentar con ellos. Una inversión de roles en toda regla. La película de Wyatt nos ofrece ahora una explicación de cómo esos simios adquirieron la inteligencia que les permitiría esclavizar a los humanos.

Esta precuela ha servido también para dar a conocer a los americanos Jaffa y Silver, marido y mujer, quienes escriben y producen esta historia, aunque también fueron los guionistas de otras películas como The Relic (1997) y se encargarán también del guión de las futuras Parque Jurásico IV y Amanecer del planeta de los simios, esperadas para 2014. La banda sonora de la película corre a cargo del compositor escocés Patrick Doyle, quien ya se había encargado de la banda sonora de Harry Potter y el cáliz de fuego (2005), siendo además nominado a varios premios por sus composiciones para Sentido y Sensibilidad (1995), Hamlet (1996) y El diario de Bridget Jones (2001). También me gustaría subrayar la participación de Andy Serkis, el actor que dio vida a Gollum en la trilogía de El Señor de los Anillos (2001-2003), y que veremos otra vez dentro de muy poco en El Hobbit (2012-2013), así como al gigantesto gorila King Kong en la versión del mismo Peter Jackson de 2005, y que en El origen del planeta de los simios da vida al chimpancé César, personaje central de la película, creado con la herramienta desarrollada por James Cameron en Avatar (2009).

En cuanto a la historia que se nos cuenta en esta película, es de destacar la fuerza y profundidad del personaje César, de hecho la película puede entenderse como la evolución biográfica y maduración personal de este personaje y cómo se va moldeando poco a poco su propia cosmovisión en función de las experiencias que va viviendo. Aunque ya desde muy joven, mientras vive en casa del investigador que lo cuida y estudia, demuestra una capacidad cognitiva muy por encima de los niños humanos de su edad, se nos detalla muy bien cómo a medida que va creciendo va sintiendo la necesidad de salir a explorar la naturaleza. En una de sus visitas al bosque para corretear y jugar un poco el libertad, donde poder poner en práctica sus aptitudes en contacto pleno con la naturaleza, es donde se nos muestra el paso del César joven al César adulto, recordando al Hakuna Matata de El Rey León, pero sin canciones ni la divertida compañía de Timón y Pumba. La evolución de César, tanto en inteligencia como en fuerza física, va pareja a su capacidad para empezar a darse cuenta de ciertas cosas, como su carácter de mascota, evidenciado en el momento en que César se encuentra con el perro en el bosque y descubre lo que ambos tienen en común: llevan una cadena al cuello; y empieza a ser consciente también de su mayor fuerza.

Otra experiencia que será decisiva en la conformación del carácter psicológico final del personaje es su estancia en el refugio de protección animal, donde es llevado después de protagonizar un incidente violento en la urbanización donde viven los protagonistas, y donde las cosas no son lo que parecen. Su convivencia allí con otros de su especie, los malos tratos recibidos y la excesiva tardanza del científico protagonista en liberarle, unidos a las increíbles capacidades del chimpancé, hacen que éste vaya conformando una identidad propia y adquiriendo un compromiso para con sus congéneres que le llevará a rechazar finalmente la vuelta con su cuidador y a erigirse en liberador y líder de su nueva familia. No obstante, el amor recibido de la familia humana que cuidó de él cuando era joven también determina su comedida actitud hacia la raza humana, otorgándole un equilibrio entre la consciencia de verse capaz de desafiarla e incluso aplastarla, y la gratitud que le debe.

El padre del científico investigador aporta un contrapunto dramático a la evolución del chimpancé: mientras que César cada vez es más inteligente, el padre del científico cada vez se va desmoronando más debido a la progresión de su enfermedad mental. La ironía acaba resultando aterradora. Por un lado, el remedio que Will desarrolla para curar el Alzheimer, una enfermedad neurodegenerativa que provoca deterioro cognitivo y trastornos conductuales (y a cuyo estudio está contribuyendo la investigación con modelos animales), a los simios les hace cada vez más inteligentes, mientras que en el ser humano no funciona e incluso resulta letal. Por otro lado, cuanto más se esfuerza el inocente científico por ayudar a su padre y curar la enfermedad, más ayuda a los simios y menos a los humanos, alimentando la tragedia que se vuelve un encadenamiento inevitable de acontecimientos de dramáticas consecuencias. En otro orden de cosas, a la película tampoco le falta material para la reflexión, presentándonos los ingredientes necesarios para un buen debate bioético, desde cuestiones más centrales como el contraste entre dominados y dominadores, cautivos y capturadores, o el enfrentamiento entre el investigador, que necesita fondos para llevar a cabo sus estudios, convencido de que puede dar con la clave, y el jefe del laboratorio donde trabaja, para quien todo eso solo es un negocio y su aprobación de los proyectos de investigación está supeditada a que le convenzan de que ganará dinero con ello, hasta cuestiones más sutiles como el hecho mismo de la experimentación con animales y su legitimidad para investigar enfermedades humanas, o el sacrificio de los animales de experimentación cuando termina la investigación, cuestiones algunas de las que ya comenté algunas cosas recientemente.

No obstante, tengo que criticar la mala praxis del científico, quien a pesar de que dice que lleva cinco años investigando y no me cabe ninguna duda de que, en el contexto de la trama, está muy cualificado para la investigación, pretende pasar a la parte clínica del proyecto (ensayos en pacientes humanos), habiendo obtenido éxito con su tratamiento en un solo primate (ensayos preclínicos). Las cosas no se hacen así y en realidad, antes de poder probar un nuevo tratamiento en humanos, deben haberse obtenidos muchos y buenos resultados en la parte preclínica, no solo uno. Aunque de una forma un tanto dramática, el propio científico protagonista se da cuenta de su impulsividad cuando descubre que su tratamiento no tiene el mismo resultado en humanos, y en particular en su padre, con quien experimenta en secreto ante la desesperación de verle desmoronarse.

Terminemos mencionando algunos guiños de la película a las películas anteriores. Esta película de hecho tiene importantes conexiones con la de 1972 Conquista del planeta de los simios, también llamada La rebelión de los simios (Conquest of the Planet of the Apes), la cuarta y penúltima (en cuanto al desarrollo argumental) de la franquicia, cuyo personaje central es César y tiene el mismo rol de liberador pero en un contexto o por causas diferentes. No obstante, no es necesario haber visto las películas anteriores para entender esta, salvo para cazar los guiños a aquéllas. También, en un momento de la película, podemos ver a César durante unos breves instantes con una figura de la Estatua de la Libertad de juguete, pudiendo ser un guiño a la primera película de Schaffner. Y durante los momentos iniciales de la revuelta que tiene lugar, se nos anuncia en una ocasión que despega la nave tripulada Icarus rumbo a Marte, y en otra que se pierde contacto con ella tras ser afectada por una tormenta espacial. Esta es la nave que luego aterrizaría en la primera historia (El planeta de los simios). Los que ya la hayáis visto, ¿habéis cazado algún guiño más?

Roberto Prada
@darkanakyn

Facebooktwitterredditpinterestlinkedin

Etiquetas: , , , ,

11 Comentarios en “Reseñas HdC: El origen del planeta de los simios”

  1. Avatar
    luishernandez diciembre 16, 2012 at 6:36 pm #

    Recuerdo que mis dientes estuvieron chirriando durante toda esta película porque me puse el "chip" de biólogo y me fue imposible desconectarlo sino la habría disfrutado más. Según parece cuando los simios se vuelven bipedos y empiezan a tirar lanzas se vuelven mas inteligentes y por lo tanto evolucionan, el pobre gorila caracterizado como su tocayo de discoteca, y lo que ya no pude soportar más fue cuando el protagonista empezó a hablar gritando NOOOOO. Por todos estos puntos la peli no me agrado mucho, aunque sin duda lo mejor es Cesar y la interpeteción de Serkins, genial

    • Avatar
      roberprada diciembre 16, 2012 at 6:48 pm #

      Hola Luis. Tienes razón. Supongo que son pequeñas concesiones que hay que hacerle, al fin y al cabo ya es difícil que nos hagan una peli de cifi más o menos decente o que no sea un auténtico despropósito. Sobre lo del habla, podríamos elucubrar un poco, por afición. Podríamos intentar parchear el asunto suponiendo que el virus modifica el gen este tan famoso FOXP2 permitiéndoles hablar, porque según tengo entendido, a nivel anatómico sí podrían emitir lenguaje articulado. Pero sería forzar mucho la maquinaria para buscar que calce con lo que sabemos. O podemos tomarlo como lo que es, una precuela que trata de contar cómo se llega a la primera peli original, en la que los simios hablan con normalidad y a lo mejor el director estimó oportuno intentar ofrecer un antecedente explicativo, aunque se le puedan poner pegas. Saludos!

      • Avatar
        Victor Tagua diciembre 17, 2012 at 3:07 pm #

        Creo q le voy a mandar a alguien hacer un post sobre FOXP2, que no lo hemos tocado en HdC :p

    • Avatar
      HERNAN diciembre 21, 2012 at 8:56 pm #

      LO QUE ME LLAMA LA ATENCION Y TUVE ALGUNAS DISCUCIONES ES:
      -COMO HACEN UN PUÑADO DE MONOS, PARA APODERARSE DEL PODER INHABIITANDO A 6000 MILLONES DE HUMANOS....

      LA DISCUCION ERA QUE EL VIRUS ALZ - 113 SUPRIMIA EL SISTEMA INMUNOLOGICO HUMANO, Y ELLOS ERAN INMUNES A ESA PROPIEDAD DEL VIRUS...
      COSA POR LA CUAL ESTOY ESCRIBIENDO EN ESTE FORO, YA QUE VI LAS DOS PELICULAS Y NO ENCONTRE ESE DATO...SI BIEN EN LA ANTERIOR DE BURTON NO TENGO PRESENTE CLARO, QUE CUANDO ENCUENTRAN LA INVESTIGACION HABLARA DE ESE TEMA, EN ESTA ULTIMA, NO LO PLANTEAN ASI.

      LA PELI ME GUSTO, BIEN LOGRADA ADEMAS QUE ME GUSTA CUANDO LOS MALOS TAMBIEN GANAN...

  2. Avatar
    Cabezón diciembre 16, 2012 at 4:04 pm #

    El verdadero protagonista de la película es César, lo que demuestra el avance que han logrado los efectos especiales, y al mismo tiempo que éstos no anulan la capacidad interpretativa de los actores (su gran miedo a ser sustituidos por personajes digitales). El actor que encarna a César ya hizo de King Kong y de Gollum (mejor dicho, sigue haciendo de Golluem). En todos esos personajes (bueno, como King Kong no lo he visto), demuestra una enorme expresividad, que se ha logrado transmitir al personaje digital,

  3. Avatar
    Victor Tagua diciembre 15, 2012 at 10:55 pm #

    A mí también me gustó mucho la película y la verdad es q los detalles del virus y demás y sobre todo después de ver el truño que hizo Tim Burton.

    Gran trabajo y pedazo de reseña que te has marcado!!

    • Avatar
      roberprada diciembre 16, 2012 at 6:52 pm #

      Gracias nuevamente, pero insisto en que me he dejado cosillas en el tintero 😛 luishernandez acaba de señalar una, por ejemplo, y de las interesantes. La de Burton me gustó el final, quizá porque no me lo esperaba y me sorprendió un poco, pero quitando ese giro del final, pocas cosas destacaría de esa peli, la verdad.

    • Avatar
      jorgejfrias diciembre 17, 2012 at 12:00 am #

      Pues no la he visto, escarmentado precisamente por la de Burton. Pero ya que me la recomendáis, la veré sin duda.

  4. Avatar
    Álvaro Luna diciembre 15, 2012 at 7:07 pm #

    A mí la peli me gustó, se puede decir que me resultó un digno entretenimiento y algo más. Tiene detallitos curiosos para los que hemos visto las antiguas. Me pareció bien hecha en cuanto a efectos generados por ordenador, esperaba que fuera más cantoso.

  5. Avatar
    ununcuadio diciembre 15, 2012 at 6:01 pm #

    Me ha gustado más que la película tu reseña, super completa, gracias por todo ese material para pensar! 🙂

Deja un comentario

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies