PHdC 36: Ondas de radio y la dieta paleolítica

Estas son las preguntas de esta semana:

  • ¿Cómo pueden las ondas de radio atravesar las paredes? 
  • ¿Qué hay de científico en la dieta paleolítica? ¿es sana? 

No os preocupéis si vuestra pregunta no se responde inmediatamente. Es posible que la vuestra esté en cola esperando ser publicada o que sea una pregunta que le esté dando más quebraderos de cabeza de lo normal a nuestros expertos compañeros. Os pedimos paciencia.

Os recuerdo el enlace en donde podéis encontrar las distintas formas de hacernos llegar todas vuestras dudas. ¡Atrévete con todas esas preguntas que nunca te atreviste a hacer o que nadie te supo responder!

¿Cómo pueden las ondas de radio atravesar las paredes?

-Pregunta llegada vía HdC por Carlos-

Tanto rayos X, luz visibles como ondas de radio son ondas electromagnéticas, se diferencian únicamente en las longitudes de onda o frecuencias. Los rayos X son capaces de atravesar cuerpos con relativa facilidad; son capaces de atravesar paredes. Por otra parte por lo que vemos parece que la luz visible (de mayor longitud de onda) no es capaz de atravesar las paredes con cierto grosor. Y por último las ondas de radio (de mayor longitud de onda aún) parece que no tienen ningún problema en atravesar paredes. Pensaba que la respuesta podía estar relacionada con la longitud de onda y las dimensiones de los átomos que conforman la materia. Pero entonces, ¿cómo pueden las ondas de radio con grandes longitudes de onda atravesar estas estructuras? ¿Tiene que ver con la potencia con la que se emiten estas ondas?

Estás en lo cierto, la respuesta está en la longitud de onda, pero para entenderlo mejor tienes que comparar las longitudes de onda con las partículas que forman la materia, esto es los átomos. Como puedes ver en la imagen (pincha encima con el ratón si quieres verla en su tamaño original), la longitud de los rayos X es comparable con el tamaño de los átomos, y sólo los rayos gamma son más pequeños.

El efecto de la radiación electromagnética en la materia depende así de su tamaño de onda (también de su frecuencia, y por lo tanto de la energía de cada fotón; no olvidemos que hay una relación inversa: a mayor longitud de onda, menor frecuencia y menor energía).

Los rayos gamma, tan pequeños que pueden penetrar en los átomos, interaccionan con los núcleos; además, tienen suficiente energía para ello, y así están implicados en toda clase de procesos nucleares, lo que llamamos en términos generales, “radiactividad”.

Los rayos X tienen el tamaño de los átomos, por lo que sus ondas pueden intercalarse con ellos; así, no se ven detenidos por la materia, al menos por aquella poco densa.

La luz UV, visible e infrarroja se ven detenidas por la materia compacta, pues sus longitudes de onda ya son demasiado grandes para interaccionar con los átomos. Pero sí con ciertas agrupaciones de átomos, como moléculas, si tienen el tamaño adecuado; por ejemplo, la luz tiene las ondas con el tamaño adecuado para interaccionar con las gotas microscópicas de las nubes, o los cristales de hielo de la nieve; éstos reflejan la luz en todas direcciones y por eso se ven blancos.

Y así podemos seguir. Las ondas de radio tienen tamaño desde centímetros hasta kilómetros. Son tan grandes que la materia simplemente no les molesta pues no llegan a interaccionar con ella (tampoco tienen energía suficiente); así, siempre que la materia no sea lo bastante densa, pueden atravesarla; pero de nuevo cuenta mucho el tamaño de onda: cuanto más grande sea, menos interacciona y por lo tanto llega más lejos. Una onda larga, de tamaño kilométrico, simplemente rodea las montañas y puede llegar a cualquier parte de la Tierra. Pero las ondas de UHF se ven detenidas por las montañas, y así sus antenas emisoras deben estar en línea con las receptoras para poder captar la señal.

 

 ¿Qué hay de científico en la dieta paleolítica? ¿es sana?

-vía HdC por Elena-

Últimamente estoy oyendo hablar de las bondades de la dieta paleolítica y me gustaría pediros vuestra opinión porque me chirría bastante. ¿Qué hay de verdad en ella?, ¿tiene alguna base científica?, ¿es saludable? Y, en comparación con la dieta mediterránea ¿es cierto que es mejor?

 

He estado leyendo algunos comentarios acerca de la paleodieta y me he quedado a cuadros. Para empezar, ocurre como con muchas modas dietéticas, hay quien está de acuerdo y la pone por las nubes y quien está en contra y la pone a caldo. Daré mi opinión, tratando de ser neutral desde un punto de vista meramente científico.

Para empezar, se dice que los cazadores-recolectores del paleolítico no comían cereales y eso me parece falso; comían lo que encontraban y si hallaban trigo o arroz (en sus variedades primitivas, previas a la agricultura), no los despreciaban; eso sí, no consumían tanto cereal como nosotros, en eso sí que coincido, pues sólo contaban con el que crece silvestre.

Segundo, una dieta hiperproteica supone una sobrecarga para el riñón, eso es evidente pues si se usan las proteínas (o más bien los aminoácidos) como fuente energética se produce urea que ha de expulsarse del cuerpo. Un abuso de las proteínas puede llevar a alteraciones renales y a enfermedades por acumulación de ácido úrico como la gota.

Tercero, veo que en la paleodieta se recomienda encarecidamente el consumo de grasas de origen animal, olvidando su relación con las enfermedades del aparato circulatorio. Un alto consumo de grasas saturadas, de origen animal, puede llevar a arteriosclerosis, como está ampliamente comprobado.

Cuarto, es cierto que en el mundo moderno se abusa de los cereales, y según algunos eso podría estar relacionado con la prevalencia de ciertas dolencias, como la diabetes. Pero en este tema hay mucha discusión entre los especialistas, pues no está tan claro el mecanismo.

Finalmente, una buena dieta es una dieta equilibrada, donde no se desprecie ningún tipo de alimento, donde exista un buen aporte de vitaminas y minerales, proteínas para mantener el cuerpo en funcionamiento y un adecuado aporte energético; este último puede provenir de glúcidos, lípidos o prótidos, con la salvedad de que estos últimos implican la producción de urea, como ya queda dicho. Pero la energía es la misma venga de un azúcar, una grasa o una proteína (eso sí: el aporte energético de las grasas es mucho mayor por gramo).

En otras palabras, comer de todo, esa es la mejor dieta. Y respecto a la dieta mediterránea, ésta corresponde a ese esquema: comer de todo, en proporciones adecuadas. Por tanto, es una buena dieta.

Y queda un detalle que a veces olvidamos: los cazadores y recolectores del paleolítico tenían una esperanza media de vida bastante reducida, mucho menor que la nuestra. Tal vez muchas de las enfermedades que nos afectan se deben a que vivimos más tiempo, y no a que comemos peor.

 

La semana que viene publicaremos un Especial PHdC en el cual Daniel Martín respondéra a unas cuantas preguntas sobre el Bosón de Higgs que nos habéis hecho.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedin

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

2 Comentarios en “PHdC 36: Ondas de radio y la dieta paleolítica”

  1. Avatar
    José Cantinas enero 4, 2014 at 7:52 pm #

    Me parece que tienes desinformación al respecto sigo tu blog y en ocasiones comparto en Facebook tus textos. el colesterol alto y el hígado graso son consecuencia de dosis altas de azúcar en la sangre así como el sobrepeso, son defensa del cuerpo contra esta. Existen pruebas de grupos étnicos que llevan dieta paleolítica y su sorprendente longevidad. Los cereales modernos no contienen un valor nutrimental importante debido a los actuales métodos de cultivo y la dieta paleolítica no necesariamente es alta en proteína, más bien es baja en azúcar y en todo lo que se metaboliza como azúcar

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - mayo 9, 2013

    Información Bitacoras.com...

    Valora en Bitacoras.com: Estas son las preguntas de esta semana: ¿Cómo pueden las ondas de radio atravesar las paredes?  ¿Qué hay de científico en la dieta paleolítica? ¿es sana?  No os preocupéis si vuestra pregunta no se responde inmediat......

Deja un comentario

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies