Los Ojos Robados

A Bim Bim lo encontraron consciente cinco horas después de salir a la calle a jugar. Su cabeza estaba ensangrentada y su padre no se percató en el primer momento de que a su hijo de 6 años le faltaban, horrendamente, dos piezas muy importantes de su anatomía: alguien le había sustraído los globos oculares al niño.

Guo Bim, con su madre. Fuente: South China Morning Post

La noticia dio la vuelta al mundo el pasado 30 de agosto de 2013. El móvil no está claro ni tampoco el criminal. La familia de Guo Bim, o Bim Bim, granjeros de la provincia de Shanxi, no entienden quién podría haber cometido semejante barbarie ya que los ojos fueron encontrados con las corneas, la única posible razón de que unos posibles traficantes de órganos hubieran puesto sus zarpas sobre Bim Bim. Parece, a todas luces, un acto inhumano con la única intención de destruir la vida de un niño.

Volver a ver

Inmediatamente tras el suceso, el profesor Dennis Lam de la Universidad de Hong Kong, afectado por la noticia, se ofreció de manera desinteresada a ayudar al pequeño poniendo a su disposición los efectivos hospitalarios que fuesen necesarios, así como sus conocimientos oftalmológicos, e intervino el pasado martes a Bim Bim, implantándole dos prótesis oculares que no afectan a su nula capacidad de visión pero al menos le permitirán tener un aspecto “normal” ya que los globos oculares sintéticos se parecen mucho a los naturales y se mueven como tales.

El Profesor Lam mostrando el implante Navegador. Fuente: South China Morning Post

Bim Bim, es más, puede incluso que recupere hasta un 40% de su visión, explicaba el Profesor Lam. Por ahora el siguiente paso consistirá en la inclusión de unos receptores que, colocados en la lengua o en la frente, le permitirán percibir ciertas formas y líneas. Este “sistema de navegación” le ayudará a moverse por los entornos conocidos de una manera más autónoma. Este sistema ya ha sido usado en Japón y Europa y el Profesor quiere comprobar si Guo Bim será capaz de usarla correctamente.

No demasiado lejos de allí, el neurocientífico del MIT Pawan Sinha lleva años trabajando en un proyecto, denomindado Prakash, que pretende ayudar a más de 400.000 niños que sufren de invidencia en la India, condición especialmente grave en este país que los sujeta a vejaciones y maltrato así como a la exclusión social. Este “buen samaritano” e investigador ha hecho grandes progresos, a su vez, devolviéndole la capacidad de visión en gran medida a muchos de los jóvenes que, debido a enfermedades y patología congénitas, se han visto privados de la visión.

Doctor P. Sinha. Fuente: MIT

Pero sus hallazgos van mucho más allá. El sentido de la vista no es un proceso sencillo. Conlleva una coordinación, interpretación y maduración neurofisiológica muy compleja. Y esta fue precisamente la primera barrera con la que se topó el Doctor Sinha al conseguir devolver la capacidad de percibir una imagen a varios de los niños invidentes. El cerebro necesita educarse, interpretar las variadas lineas y contornos, sombras y luces, para poder “entender” una imagen.

Este proceso educativo se lleva a cabo en una temprana edad, cuando nos acostumbramos al sentido protagonista en nuestra vida. Sin dicho aprendizaje solo somos capaces de percibir formas, líneas y colores inconexos, encajados de forma extraña como si un puzzle en dos dimensiones se tratase. 

El ojo biónico

Los implantes visuales son maravillas de la tecnología. Auténticos ojos biónicos que permiten o permitirán devolverle la vista a quienes una vez la perdieron. O incluso a quienes nunca la tuvieron. Pero, ¿son algo real, o solo objetos propios de la ciencia ficción?

El bienintencionado profesor Lam explicaba para los medios de comunicación que tal vez Bim Bim pueda recuperar el 40% de la visión en unos 10 años. Actualmente muchos son los dispositivos que prometen grandes resultados. Bastantes de los mismos se encuentran incluso en procesos de ensayo clínico y uno, en especial, ya ha sido aprobado para su comercialización a nivel europeo y, este mismo año, en Estados Unidos.

Éste es el Argus Retinal Prosthesis, fabricado por la compañía Second Sight. El aparato funciona con un implante de hasta unos 60 electrodos en la zona de la retina y unas gafas externas con una cámara que recoge las imágenes que, tras ser procesadas, se envían a los electrodos, los cuales estimulan las fibras sanas del nervio óptico. Con este procedimiento los usuarios son capaces de distinguir la luz de la oscuridad, algunas formas e incluso detectar el movimiento de las cosas. No está nada mal. Sin embargo todavía queda mucho trabajo que hacer pues no solo el resultado tiene mucho que afinar en la creación de imagen sino que además son conocidos los fuertes efectos secundarios producidos en algunos pacientes.

Argus II. Fuente: Engadget

Otros esfuerzos ahondan en la posibilidad de darle visión a gente que, como Bim Bim, carecen de globos oculares. Al igual que el Argus Retina Prosthesis el MIVP (Microsystem-based Visual Prosthesis) posee una cámara y un estimulador que se coloca en los huesos del cráneo. De ahí los electrodos estimulan directamente el nervio óptico “simulando” la imagen mediante impulsos eléctricos.

El Tübingen MPDA Project Alpha IMSo el ASR (Artificial Silicon Retina) a su vez sustituyen la cámara por una serie de fotodiodos colocados en la zona retinal que reciben y se estimulan por la presencia de luz. Estos a su vez transmiten la señal como si de una porción de retina natural se tratase, aunque su capacidad de detección es infinitamente menor que los fotoreceptores propios del ojo. Sin embargo prescinden, o lo harán en un futuro, de portar una cámara o aparatos externos y los resultados se muestran muy esperanzadores: algunos pacientes han sido incluso capaces de volver a leer grandes letras y reconocer detalles con facilidad, todo un logro sin duda.

ARS, detalle. Fuente: Sci News

La luz en la Oscuridad

Como vemos, las posibilidades son cada vez mayores, pues estos son solo unos pocos ejemplos del gran desarrollo que esta teniendo la tecnología en implantes visuales. Se estima que de aquí a 6 años los implantes en desarrollo serán capaces de devolver hasta un 30% de la capacidad de recepción visual y en 10 años hasta un 40 o incluso el 50% en las afirmaciones más optimistas.

Por otro lado, los niños de Sinha se enfrentan no solo a la necesidad de un aparato que les devuelva la capacidad de percibir la luz, sino también a la enorme tarea de enseñar a su cerebro a utilizar su nueva capacidad de ver. En algunos casos, teme el Doctor Sinha, será imposible, al menos en los primeros años del proyecto, ayudar a las personas que llevan más tiempo sin visión. Esto se debe, entre otras cosas, a que en ausencia de estímulos visuales el neo-cortex “ocupa” la zona destinada a los estímulos visuales con las señales procedentes de otros sentidos y otros procesos que aprovechan un “espacio sin utilizar”.

Solo con una exhaustiva investigación conseguirá su equipo desvelar los mecanismos que relacionan el cerebro con la visión, esfuerzos que el proyecto Prakash, que significa luz en sánscrito, está llevando a cabo a lo largo y lo ancho de La India con especial ahínco y de forma altruista.

Proyecto Prakash. Fuente: Prakash Project.

¿Y Bim Bim, recuperará la vista? Nada puede saberse a ciencia cierta pero las mejores conjeturas, como afirmaba Lam, indican que sí. Su cerebro ya está “educado” en la visión por lo que solo necesitará una herramienta que realice en trabajo que una vez realizaron sus ojos. Una herramienta, que, como veíamos, podría estar disponible antes de lo que parece 

Tanto para los 400.000 niños hindúes, como para el pequeño Guo Bim parece que hay una luz que brilla tenue pero firmemente en la oscuridad. Una luz sostenida por investigadores como el Profesor Dennis Lam y el Doctor Pawan Sinha. Un rayo de esperanza que ilumina la intención de un mundo mejor.

+INFO

Santiago Campillo Brocal

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Etiquetas: , , ,

4 Comentarios en “Los Ojos Robados”

  1. Lali Buriano Julio 6, 2014 at 11:32 pm #

    Está muy bueno el articulo. Felicitaciones!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Septiembre en HdC | Hablando de Ciencia | Artículos - Octubre 1, 2013

    […] Los Ojos Robados […]

  2. Bitacoras.com - Septiembre 13, 2013

    Información Bitacoras.com...

    Valora en Bitacoras.com: A Bim Bim lo encontraron consciente cinco horas después de salir a la calle a jugar. Su cabeza estaba ensangrentada y su padre no se percató en el primer momento de que a su hijo de 6 años le faltaban, horrendamente, dos piez.....

  3. Los Ojos Robados - Septiembre 13, 2013

    [...] Los Ojos Robados [...]

Deja un comentario

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR