Los mapaches no son tan simpáticos como parecen

Victor-Tagua-nueva

Rocket Image 1Películas con simpáticos animales y padres mal informados pueden causar graves catástrofes ambientales. Puede sonar a titular un tanto dramático, pero son muchos los casos de padres que tras salir del cine con sus hijos acaban comprando ese gracioso animal que acaban de ver en la gran pantalla para que sus hijos jueguen con él y disfruten de su compañía. Pero esos animales pueden crecer y ser peligrosos. Para ellos y para el medio ambiente. Y es por ejemplo el caso del mapache (Procyon lotor), protagonista de la película de este verano Guardianes de la Galaxia, que podría ponerse de nuevo de moda repitiendo lo que ocurrió hace unos años con el estreno de Pocahontas.

 

El mapache es un mamífero proveniente de América, del tamaño de un gato con una bonita cola anillada, unas manchas negras a modo de antifaz y aspecto de peluche, pero que en realidad son bastante territoriales y agresivos cuando dejan de ser crías y alcanzan el celo. Tienen hábitos nocturnos y son omnívoros y se alimentan de todo tipo de alimentos, desde frutos a insectos o pequeños vertebrados. Además suele ser habitual verlos cerca de núcleos urbanos donde se han habituado a comer basura y son capaces incluso de abrir los contenedores y cubos de basura.

1024px-Raccoon_getting_in_trouble

En España ya se han encontrado tres núcleos importantes de población. Uno en Madrid, que sería el más antiguo y que más tiempo lleva y otro en Doñana y en Mallorca. Son especies invasoras, no propias de Europa, que empezaron a conquistar nuestro continente al escapar de fábricas peleteras o cuando eran liberadas por familias que ya no los querían como mascota, y por tanto pueden causar graves daños medioambientales al competir con otras especies autóctonas como las nutrias, a las que acaban desplazando de su hábitat, o propagando enfermedades como la rabia y diversos parásitos. Además, al no tener enemigos naturales, se acaban reproduciendo sin control y haciendo fuertes en su nuevo territorio.

En Madrid llevan desde principio de siglo, quizá antes, pero hasta 2003 no se capturó el primer ejemplar y ya son más de 400 las capturas en los últimos años. De hecho, en esta comunidad está permitida la caza y exterminio de esta especie invasora ya que es tan alto el número de ejemplares capturados que ya no es posible su distribución en zoológicos o centros de recuperación de fauna silvestre. Además, a los ejemplares que se encuentran atropellados y heridos, se les aplica la eutanasia. Estudios genéticos hechos a esta población ha determinado que el grupo madrileño desciende de 3 únicos ejemplares (dos hembras y un macho) que se reprodujeron a gran velocidad hasta llegar a ser un grupo de 400-500 ejemplares. Los mapaches viven unos 5 años, por lo que los ejemplares capturados actualmente son descendientes de esos primeros colonizadores.

Fuente.

Fuente.

En Doñana  se han capturado 11 ejemplares del mismo grupo familiar y que se estaba asentando, con lo cual se cree que han conseguido erradicar el problema y salvar esa joya de espacio natural que tenemos, pero se siguen tomando medidas y estando atentos a la vuelta de nuevos ejemplares que podrían crear un verdadero desastre en el parque al comerse los huevos de las numerosas aves que allí anidan o en las poblaciones de anfibios, que tan delicadas están debido a una infección fúngica.

 

Así que si tras ver esta película (u otra donde el protagonista sea un simpático animal) quieres adquirir este bicho, piensa un poco en las consecuencias que ello podría tener sobre el medio ambiente y compra mejor un peluche, que no crece, ni muerde, mi huele, ni se escapa ni puede acabar comiéndose todo lo que encuentre por el campo.

Víctor Tagua

Esta entrada participa en la XXXII Edición del Carnaval de Biología cuyo blog anfitrión es ScyKness

Si quieres leer más:

Beltrán-Beck B, García FJ, Gortázar C, (2012) “Raccoons in Europe: disease hazards due to the establishment of an invasive species”, European Journal of Wildlife Research 58, pp 5–15

García JT,  García FJ,  Alda F, González  JL,  Aramburu MJ,  Cortés Y,  Prieto B, Pliego B,  Pérez M,  Herrera J,  García-Román L, (2012) “Recent invasion and status of the raccoon (Procyon lotor) in Spain”, Biological Invasions,  DOI 10.1007/s10530-011-0157-x

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Etiquetas: , ,

6 Comentarios en “Los mapaches no son tan simpáticos como parecen”

  1. anonimo septiembre 22, 2014 at 8:38 pm #

    ¿ Y por que coño tienen mapaches en fabricas peleteras? A más de uno le arrancaría el pellejo y haría un abrigo con el para que sepan lo que se siente cuando la arrancas la piel a otro ser vivo, IDIOTAS.
    Por otra parte, este país no es el hábitat idóneo para este animalito, su país esta en EEUU y si se captura merece ser devuelto allí. Ya existen muchos perros, gatos y otros animales encerrados en protectoras de animales que cada día son sacrificados no necesitamos más animales, tened un poco de corazón y si adoptáis a un animal no lo abandonéis,¡ joder!.

  2. Álvaro agosto 14, 2014 at 1:22 pm #

    No sabía lo de Mallorca, donde si que han tenido un problema con el coatí, especie algo similar.
    Lo de Madrid creo que es irreversible, y me temo que de ahí se irán expandiendo por toda España en el presente siglo. En cuanto a Doñana creo recordar que no hubo una sola suelta porque aparecieron mapaches en sitios muy dispares y en diferentes momentos, el grupito grande que se afincó en arroyos de la Doñana digamos sevillana me dijeron que procedía de un escape en una finca del Aljarafe.

    No paramos de meter la pata en la naturaleza eh.

    • Victor Tagua agosto 15, 2014 at 6:28 pm #

      No, Álvaro, parece que no aprendemos de nuestros errores y seguimos haciendo lo mismo una vez tras otra con distintas especies. Un día tendríamos que hacer un post recopilando las especies que se han soltado en España y las zonas dónde se encuentran y el daño que ocasionan a ver si la gente se da cuenta de lo que estamos haciendo...

      Y lo de los mapaches mallorquines también era algo que yo desconocía pero escribiendo el post ha sido cuando le leí y vi que aparte del coatí, tienen otro grave problema

Trackbacks/Pingbacks

  1. Resumen XXXII Carnaval de Biología : Y mis disculpas. | ScyKness - septiembre 18, 2014

    […] ¡Cuidado con los mapaches! Por Víctor Tagua en HdC: http://www.hablandodeciencia.com/articulos/2014/08/14/los-mapaches-no-son-tan-simpaticos-como-parece… […]

  2. Bitacoras.com - agosto 15, 2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Películas con simpáticos animales y padres mal informados pueden causar graves catástrofes ambientales. Puede sonar a titular un tanto dramático, pero son muchos los casos de padres que tras salir del cine con sus hijos acaba..…

  3. Los mapaches no son tan simpáticos como parecen - agosto 14, 2014

    […] Los mapaches no son tan simpáticos como parecen […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies