#WomeninStem: 11 de febrero en Hablando de Ciencia

El 11 de febrero se celebra el Día de la Mujer en Ciencia, desde la RSEF se animaba a tuitear a nuestras científicas favoritas, y desde Naukas a publicar una pequeña entrada. En Hablando de Ciencia hemos querido apoyar esta iniciativa y aportar nuestro granito de arena 🙂

mujeres

Dolores Bueno

Me gustaría que recordáramos hoy a una científica de la que conocí su historia hace relativamente muy poco (gracias a Eva Alloza), la catalana Josefina Castellví, o como la llaman algunos: la abuela científica que investigó en la Antártida, directora de la base Juan Carlos I. Aprovecho para recomendar el documental Los recuerdos del hielo.

Oscar Huertas

Me sumo a esta iniciativa con tres ideas enlazadas.

La primera es la admiración que siento por una mujer de ciencia a la que conozco y con la que me encanta charlar (de ciencia y de otras muchas cosas). No es de las más conocidas ni la veréis saliendo en todos los medios. Ella es una luchadora de las que por suerte cada día tenemos más. La ciencia, como casi todo, no se hace con unos pocos “popes” ni con pocos grupos de mucha excelencia sino con un ejército de trabajadores. Se trata de Matilde Barón Ayala, la actual directora (una de las pocas féminas de entre los directores del CSIC) de la Estación Experimental del Zaidín. Os dejo un texto suyo de hace unos años y que por desgracia sigue en vigor.

En el texto de Matilde, se menciona a una gran mujer que por suerte para todos sigue en activo y es quizás uno de los mejores referentes en la ciencia de nuestro país. Se trata, cómo no, de Margarita Salas. Poco puedo añadir a lo que todos sabemos sobre ella salvo esta imagen.

margarita salas

Esta foto me la mandó ella misma en el año 2014. Desde el evento Desgranando Ciencia invitamos a Margarita a venir, pero no pudo por problemas de agenda. Sin embargo, aceptó encantada el regalo de una camiseta del evento con su foto. Le mandé dos tallas para que se probase… y me devolvió una de ellas firmada. No solo es una gran científica. Es además una gran persona. Aquí una pedazo de entrevista que le hicieron desde Jot Down.

Y la tercera idea, de la que me siento especialmente orgulloso, es la de poner la imágen de tres mujeres de ciencia en las camisetas del evento Desgranando Ciencia en su segunda edición. No me había dado cuenta, pero ahora mismo llevo una de ellas puesta. Estas son las imágenes.camisetas

No hace falta que sea el día de la mujer en ciencia. No tenemos que rendir sentidos homenajes. Hay que valorar en igualdad a cualquier persona sin discriminar su trabajo por razón de sexo, edad o cualquier tipo de condición.

Victor Pascual

¿Matemáticas y programación? La Condesa de Lovelace, Augusta Ada Byron, o más conocida como Ada Lovelace, fue una de las matemáticas más importantes del siglo XIX. Su trabajo más conocido recae sobre la máquina calculadora mecánica y desarrolló el primer algoritmo para una máquina. Por esa razón se la reconoce como la primera programadora de la historia.

Ada Lovelace. Vía Wikipedia

Ada Lovelace fue la primera programadora, pero el gran avance en programación también lo realizaron mujeres. En los años 40 el ejército de EEUU contrataba a mujeres como calculistas en balística, casi toda la plantilla incluyendo los mandos intermedios y supervisores eran mujeres. Posteriormente seis programadoras fueron las encargadas de ENIAC, Kathleen McNulty, Frances Bilas, Betty Jean Jennings, Elizabeth Snyder, Ruth Lichterman y Marlyn Wescoff, y sus formadoras fueron Mary Mauchly y Adele Goldstine.

Los cálculos de dispersión de neutrones en el Proyecto Manhattan también los realizaron mujeres. Voy a ponerme romántico y añadir que el roce hace el cariño y sabed muchas de estas matemáticas y físicas terminaron emparejándose con los algunos de los investigadores del proyecto.
Neil Armstrong y Buzz Aldrin no se hubiesen podido pasear por la Luna si Margaret Hamilton no hubiese desarrollado el código para la Misión Apolo 11.

Margaret Hamilton. Vía El País.

COBOL, el lenguaje de programación para negocios y bancos por excelencia, también fue creado por una ilustre programadora, Grace Murray Hopper. Esta científica de la computación que llegó a ser contraalmirante del ejército estadounidense también fue la primera en probar el primer ordenador electromecánico Mark I y desarrolló el primer compilador para un lenguaje de programación.

Commodore_Grace_M._Hopper,_USN_(covered)

Grace Hopper. Vía Wikipedia

¿De qué están hechas las estrellas? Cecilia Payne dio la respuesta, de hidrógeno. Su tesis doctoral es “la más brillante tesis doctoral escrita nunca en astronomía.” No sin luchar, se convirtió en la primera profesora asociada de Harvard y, más tarde, la primera en dirigir un departamento.

Cecilia Payne. Vía Wikipedia

Cecilia Payne. Vía Wikipedia

El caso de la física Lise Meitner es uno de los más claros ejemplos del machismo en la concesión de Premios Nobel. Esta científica investigó la radiactividad y la física nuclear y formó parte del equipo que descubrió la física nuclear. Su compañero Otto Hahn sí recibió el Nobel por este trabajo y a ella no se la consideró coautora del mismo por ser mujer.

Lise Meitner. Vía Wikipedia

Lise Meitner. Vía Wikipedia

David Ballesteros Cañadas

También debemos destacar a una de las grandes defensoras del reino animal y concretamente de los primates, Jane Goodall.  Doctora en etología por la Universidad de Cambridge y doctora honoris causa por diversas universidades del mundo, ha sido distinguida con más de 100 premios internacionales incluido el premio príncipe de Asturias. En 2002 fue nombrada mensajera de la paz de Naciones Unidas y es considerada la mayor experta en chimpancés a nivel mundial, llegando a realizar un estudio exhaustivo de campo sobre estos animales durante más de 55 años en Tanzania. Os invito a que veáis el trailer que resume el documental de esta maravillosa primatóloga, “El Viaje de Jane”.

Maria Diz

Otra ilustre matemática fue Emmy Noether (1882-1935). Su trabajo matemático sobre álgebra abstracta fue revolucionario y fijó el término de término anillo noetheriano. Formuló el Teorema de Noether que tiene un resultado central en física teórica.  Pero, a pesar de su contribución esencial en matemáticas y física, Emmy tuvo que luchar toda la vida hasta ocupar el lugar que se merecía.

Jorge J Frias Perles

Quiero recordar a todas las personas que han sufrido discriminación a la hora de acceder a la educación de la mano de la gran Sophie Germain. En su caso, aunque nació en el seno de una familia acomodada, tuvo que luchar contra los prejuicios de una sociedad que vetaba el estudio de las matemáticas a las mujeres. Se conocen multitud de anécdotas sobre sus argucias para saltarse las convenciones sociales. De pequeña, sustraía libros de los grandes matemáticos de la biblioteca de su padre, que la castigaba incluso sin luz ni calefacción por las noches para que no pudiera leer a escondidas. Hay que tener en cuenta que esos libros estaban escrito en latín, idioma que tuvo que aprender. Tuvo que hacerse pasar por hombre para poder estudiar matemáticas, idendidad que tuvo que mantener en secreto su mentor, el gran Joseph-Louis Lagrange, que quedó impresionado por su trabajo.

Portrait_Sophie_GermainDe su identidad secreta hay una anécdota curiosa: Germain intercambiaba bajo seudónimo correspondencia sobre sus investigaciones con Gauss cuando Napoleón invadió la ciudad del matemático prusiano. Entonces, utilizó sus contactos para localizarlo y ponerlo a salvo. El genio no entendía muy bien que una desconocida le pusiera a salvo, pero quedó aún más desconcertado cuando descubrió que esa mujer era el matemático con el que se carteaba. Más adelante escribiría sobre su admiración por ella, y los obstáculos que tuvo que sortear. Y dio en el clavo, porque no se sabe hasta dónde podrían haber llegado sus investigaciones si hubiera tenido una formación más completa, y los académicos del momento no hubieran sido tan duros con ella, ya que tampoco se lo pusieron fácil después de conocer su verdadera identidad.

Su aportación a la teoría de números ha servido a futuras generaciones de matemáticos, pero su tesón queda como herencia para toda la sociedad. Alguien que nunca se rindió por su condición social, y que con su constancia y trabajo terminó por eliminar los prejuicios de la época.

Natalia Ruiz Zelmanovitch

Una de las investigadoras contemporáneas que más me ha interesado en los últimos años ha sido Paola Casselli, a la que entrevisté aprovechando su presencia como profesora en la  escuela “Astrochemistry’s Cool”. Me llamó la atención la pasión que ponía a la hora de explicarme cuál era su campo de trabajo. Pero lo que más me gustó era la ilusión con la que se enfrentaba a un nuevo reto: arrancar desde cero un innovador centro, creado específicamente para estudiar moléculas interestelares con el fin de utilizarlas para comprender el complejo proceso de formación de estrellas y planetas. Y ella iba a dirigirlo.

En el “Centre for Astrochemical Studies at MPE” o CAS@MPE, en el “Instituto Max Planck para el estudio de la física extraterrestre” (Max Planck Institute for Extraterrestrial Physics), trabajan juntos teóricos, observadores y expertos en técnicas de laboratorio con el fin de desvelar los secretos sobre el origen de las moléculas orgánicas en el espacio y sobre nuestro propio origen astroquímico.
Créanme: es apasionante ver cómo personas de distintas disciplinas trabajan para sacar adelante un proyecto común. Y más apasionante aún saber que los resultados pueden ser tremendamente reveladores. Todo gracias a un ingente trabajo en equipo.

Pueden leer la entrevista completa aquí.

Jorge Bueno Gomez

Dicen que somos polvos de estrellas, pero en realidad sólo podemos decirlo gracias a Margaret Burbidge. Nació en 1919 y su estudio de los espectros estelares fue la base de la teoría B2FH, denominada así por los que la formularon: Margaret Burbidge, su marido Geoffrey Burbidge, William Fowler y Sir Fred Hoyle. Esta teoría explica la formación de los elementos químicos, más pesados que el hidrógeno, en el interior de las estrellas hasta llegar al hierro (el resto se forman en las explosiones de supernova). También se dedicó al estudio de quásares y de la masa y rotación de galaxias. Fue la primera mujer en convertirse en directora del Observatorio Real de Greenwich y luchó por la igualdad de oportunidades para las mujeres en la ciencia.

cabecera-cris-gomez

Nacida en Philadelfia y doctora en química cuántica, Margaret Dayhoff es considerada la fundadora de la Bioinformática, y llegó a ser presidenta de la Biophysical Society.

Su interés por la biología surgió tras la colaboración con el Dr. Lippincott y Carl Sagan, con los que participó en la simulación de las atmósferas prebiológicas de distintos planetas. Tras ello, dedicó su carrera a la aplicación de las ciencias computacionales y las matemáticas a los avances de la biología.

En 1965 publicó el Atlas on Protein Sequence and Structure, primera recopilación de proteínas y genes, actualizable cada dos años y que sentó precedente en las bases de datos biológicas. Además diseñó una de las primeras matrices de sustitución, lo cual fue muy importante a la hora de la realización de las primeras filogenias moleculares y fue la creadora del ampliamente conocido código de una letra de los aminoácidos, en su intento por reducir el tamaño de los datos para que fueran procesables por los ordenadores de la época.

Probablemente el trabajo de Margaret no fue reconocido porque en la época el trabajo bioinformático era considerado muy alejado de la biología experimental, lo cual se agravó por su condición de mujer. Dicha discriminación quedó patente en las dificultades que encontró al querer reincorporarse a la investigación tras criar a sus hijas. Es por ello que puso especial empeño desde su puesto de presidenta de la Biophysical Society para crear programas específicos que permitieran la incorporación de las mujeres a la ciencia. A principios de los 80 se sacó a concurso público un contrato para desarrollar la base de datos que albergaría las secuencias de ADN, y aunque Dayhoff por su amplia experiencia era favorita, no fue la adjudicataria definitiva, en beneficio del científico Walter Goad. Fue poco después de este suceso cuando murió, víctima del cáncer.

Su legado, el software de comparación de secuencias y las bases de datos fueron de importancia primordial en el proyecto Genoma Humano.

Rosa Porcel

Laura Bassi. El dinero ayuda, pero no da la felicidad.

La Ilustración vio la expansión del rol de las mujeres en la ciencia. El surgimiento de la cultura de salón literario en Francia durante este tiempo, llevó a los filósofos y sus conversaciones sobre temas de política, sociedad y ciencia contemporánea, a las casas de los pudientes y poderosos. Estos salones eran mayoritariamente orquestados por mujeres, ya que la casa era tradicionalmente espacio de la mujer, y muchas mujeres reconocidas emergieron como figuras destacadas tanto por sus dotes de anfitrionas, que juntaba a los ilustrados intelectuales del momento, como por sus propias contribuciones intelectuales a la conversación.

En la segunda mitad del siglo XVIII destacó Laura Bassi, nacida en en Bolonia el 31 de octubre de 1711, Laura Maria Caterina Bassi pertenecía a una familia adinerada. Su padre, el abogado Guiseppe Bassi, le facilitó una educación privilegiada. Entre los 13 y los 20 años, recibió instrucción en matemática, filosofía, anatomía, historia natural y lenguas de Gaetano Tacconi, Profesor de Medicina en la Universidad de Bolonia. Bassi desarrolló interés por la ciencia y fue alentada por su familia y amigos, entre ellos el Cardenal Próspero Lambertini (futuro Papa Benedicto XIV), para buscar un puesto académico. A la edad de 20 años, Laura Bassi obtuvo el puesto de profesora en la Universidad de Bolonia, la más antigua de Europa. Esto supuso un hito ya que fue la primera mujer en impartir clases de manera oficial en una universidad europea.

En 1738 su matrimonio con el médico y físico Giuseppe Veratti, con quien tuvo doce hijos, le facilitó su carrera profesional. Su doctorado, el segundo obtenido por una mujer en el continente, le fue concedido en una fastuosa ceremonia pública en la cual Laura iba ataviada con una capa de armiño, una corona de plata y joyas engastadas y un anillo, honores que hasta el momento estaban reservados a los hombres. A pesar de esta veneración pública y de su nombramiento para una cátedra de filosofía dos años después, Laura tuvo pocas ocasiones de ejercer su actividad docente en este periodo de su carrera.

Se consideraba que era indecoroso que enseñara en una clase llena de hombres, aunque fueran sus alumnos. Sólo se le permitiría ejercer como profesora universitaria bajo mandato del Senado de Bolonia o dar conferencias en eventos solemnes o públicos, donde las mujeres eran invitadas.

En 1749, para paliar estas dificultades, inauguró un laboratorio privado, que se hizo famoso en toda Europa y acogió a científicos de renombre y jóvenes destinados a ser famosos. Sólo en 1776 el Senado de Bolonia le concedió la cátedra de física experimental en el Instituto de Ciencias. Murió dos años después en la ciudad que la vio nacer y la cuna de la universidad más antigua de Europa, Bolonia.

Un cráter del Planeta Venus fue bautizado Bassi en su honor.

Laura Bassi (1711 - 1778).

Laura Bassi (1711 - 1778).

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

3 Comentarios en “#WomeninStem: 11 de febrero en Hablando de Ciencia”

  1. CECI Febrero 11, 2016 at 4:27 pm #

    Hola, quería dejarles una pequeña reseña sobre la Dra. CECILIA GRIERSON (Buenos Aires, 22 de noviembre de 1859 - Córdoba, 10 de abril de 1934) debido a mi profunda admiración sobre su vida, la que hemos estudiado con mis alumnos junto con otras mujeres históricas de la ciencia mundial que Uds. narran.

    En principio se diplomó como Maestra pero ante la muerte por cólera de una amiga suya Cecilia estudió Medicina. Se diplomó en 1889 como la primera médica argentina aunque no le fue concedido su título habilitante hasta 5 años después, cuando se la vio apta y dispuesta. Realizó, por entonces la primera cesárea del país. Su preocupación y tesis eran los ataques de histeria de mujeres con problemas de ovarios. Viajó y se perfeccionó en las mejores escuelas de Medicina del mundo. A su regresó se le permitió fundar la primera Escuela de Enfermería oficial del país, la Asociación Argentina de Obstetricia y un Liceo de señoritas pero no, ejercer como Titular en diversas cátedras de la Facultad de Medicina; sí, en cambio, dirigió la Escuela de Kinesiología dependiente de dicha facultad.
    Esto la llevó a viajar al interior del país para trabajar con poblaciones ignorantes y muy vulnerables sanitariamente. Gestó los primeros centros de atención primaria, y una escuela para chicos sordomudos. También incursionó en la creación de las primeras Escuelas Técnicas tanto para hombres como para mujeres
    En 1899 participó en el primer Congreso Internacional de Mujeres de los que trajo al país ideas revolucionarías sobre los derechos de la mujer argentina.
    Escribió libros sobre Educación, Kinesioterapia, Ginecología y Obstetricia, Enfermería y Enseñanza especial para ciegos y sordomudos.
    Con una fuerte impronta socialista, fue una mujer docente y científica que hizo mucho por la salud y los derechos de la mujer en Argentina.
    Envejeció recibiendo una magra jubilación en su casa rural que, a su muerte, fue transformada en escuela.

    FUENTES:
    http://www.biblioteca.anm.edu.ar/grierson.htm
    http://www.elhistoriador.com.ar/biografias/g/grierson.php
    https://es.wikipedia.org/wiki/Cecilia_Grierson

    Saludos y feliz Día a Todas!

  2. Ildefonso Hernández Cervantes Febrero 11, 2016 at 3:59 pm #

    Es inmensa la capacidad intelectual de la mujer. En muchísimos casos los hombres nos quedamos rezagados respecto a ellas. Algo maravilloso de estos nuevos tiempos es el reconocimiento a tal capacidad, y sobre todo el darles facilidades para que se expresen y nos enriquezcan con su talento.

Trackbacks/Pingbacks

  1. 11 de febrero: #WomeninStem - Naukas - Febrero 11, 2016

    […] – Hablando de ciencia (Dolores Bueno): Women in Stem […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies