Viaje al pasado a través de los fósiles

Colaborador invitado

Viaje al pasado a través de los fósiles, es una serie de cuatro episodios de animación que busca divulgar aspectos geológicos y sobre todo paleontológicos a todos los públicos. Este material ha sido elaborado en la Universidad de Jaén, con la colaboración de la Universidad de Hamburgo y la financiación de la FECYT.

viajeSu principal finalidad es aproximar el conocimiento del pasado que registran nuestras montañas y rocas, a través de los fósiles de una forma didáctica y a la vez amena. Las animaciones pretenden exponer de forma divertida conceptos como qué es un fósil, qué organismos vivían en nuestro entorno hace millones de años, cómo son de antiguas las rocas en las que se encuentran los fósiles, que las montañas que nos rodean no han estado siempre ahí, o lo importante que es proteger nuestro patrimonio paleontológico. Para ello se emplean de forma combinada animaciones de stopmotion con cuatro personajes que representan una familia (algo sabionda), que plantean una serie de cuestiones que se explican con animaciones en 2D. Al final de cada episodio, aparece un paleontólogo haciendo un pequeño resumen de los principales conceptos. Los capítulos son:

1. ¿Cómo se forma un fósil?

En él se describe qué es un fósil y cómo se forma, a lo largo de enormes periodos de tiempo. Los fósiles son restos de animales o plantas, o de su actividad, que vivieron hace mucho tiempo y se han conservado en las rocas. Los fósiles son la principal fuente de información de cómo era la vida en la Tierra hace millones de años y son especialmente útiles para conocer qué tipo de organismos había, qué condiciones ambientales existían, la edad de las rocas en las que se encuentran y por supuesto los procesos de evolución y extinción.

2. Tras las huellas de los dinosaurios.

Este capítulo se centra en la formación de las huellas de pisada de los dinosaurios, aunque es perfectamente aplicable a otros tipos de organismos. Además, el capítulo nos pone algunos ejemplos de cómo a partir de las huellas se puede identificar el autor de las mismas, su tamaño, la velocidad a la que marchaba y algunos otros rasgos de su comportamiento. Finalmente se hace énfasis en la necesidad de proteger los yacimientos paleontológicos. El Patrimonio Paleontológico es un recurso no sólo científico, sino también una herramienta divulgativa sobre la paleontología y en general sobre el método científico, con el atractivo que para el público tienen los fósiles. Por supuesto, el Patrimonio Paleontológico, con la ayuda de material divulgativo (paneles, guías y libros) es un recurso económico ya sea en afloramientos visitables o en museos. Pero debe ser protegido.

3. Un recorrido por los antiguos mares.

Este episodio recorre los distintos ambientes marinos que aparecen hoy en día representados en las rocas sedimentarias que componen la mayor parte de las montañas de Andalucía. El recorrido comienza en el periodo Triásico, hace unos 230 millones de años y finaliza en el Mioceno superior, hace unos 7 millones de años cuando prácticamente todo el territorio andaluz estaba emergido. Con el estudio detallado de las distintas unidades estratigráficas y de su contenido fósil, hemos llegado a saber no sólo la edad de estos materiales sino también que ambientes existieron, qué condiciones ambientales imperaron y cómo fue evolucionando la vida y el paisaje hasta llegar al paisaje actual. Como rasgos más espectaculares se incluye la presencia de reptiles marinos como los notosaurios, simosaurios, esteneosaurios y tortugas marinas en la Era Mesozoica, o la presencia de ballenas, leones marinos y grandes tiburones como el Carcharocles megalodon en el Mioceno superior.

4. El origen de las montañas.

La geografía y el paisaje de una región son siempre cambiantes. Las montañas y valles que conocemos o la posición de la línea de costa que observamos no siempre han sido como ahora, ni siempre han estado ahí. La mayor parte de la tierra que pisamos en el Sur de la Península Ibérica ha surgido del fondo de antiguos mares y el reparto de áreas emergidas y sumergidas ha ido cambiando con el paso del tiempo. Los fósiles de animales marinos y las rocas en las que se encuentran se formaron en el fondo del mar, durante muchísimo tiempo, millones de años. En el caso de las rocas que tenemos en Andalucía formando nuestras sierras, se originaron en un antiguo mar llamado Tethys. En el fondo de este mar se fueron acumulando sedimentos y restos de organismos que con el paso de muchísimo tiempo y los procesos diagenéticos se transformaron en rocas y fósiles respectivamente. Este mar se encontraba entre África y Europa, y era muy amplio. El movimiento relativo de los continentes, aunque tan lento que no podemos darnos cuenta, con llevó un acercamiento de África y Europa y el consecuente cierre del Mar del Tethys. Los primeros efectos de ese acercamiento fueron la deformación de las rocas formadas en el fondo del mar y el engrosamiento de la corteza terrestre. Esta colisión continental que se produjo a lo largo de millones de años, y que continúa hoy en día, conllevó finalmente que acabaran emergiendo dando lugar a la Cordillera Bética en el sur de España y a la Cordillera del Rif en el Norte de África.

Matías Reolid Pérez
Departamento de Geología
Universidad de Jaén

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Etiquetas: , , ,

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies