Rechazo a la charla "Alimentos y estilos de vida ante el cáncer" en la UGR

Desde la Asociación Hablando de Ciencia queremos expresar nuestra preocupación ante la charla que dará la señora Odile Fernández en el Aula Magna de la antigua Facultad de Medicina en la Universidad de Granada el próximo 23 de marzo de 2017 a las 18:30 con titulo “Alimentos y estilos de vida ante el cáncer”.

Nuestra preocupación viene de los argumentos pseudocientíficos que aporta la señora Odile Fernández en sus libros sobre dietas anti cáncer. Sus libros ya han sido criticados previamente por nutricionistas, médicos y divulgadores debido a su carácter pseudocientífico y contenidos de pensamiento mágico.

El primer punto es que no existen dietas ni alimentos anti cáncer, existen estilos de vida que pueden aumentar o disminuir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer. Lo cierto es que más allá de la intervención de profesionales sanitarios y la aplicación de medidas terapéuticas supervisadas por oncólogos y otros especialistas, no es lícito sostener que existen determinados alimentos que sirven para "evitar" o "curar" el cáncer. El segundo punto es que algunos de los consejos que aporta son no solo pseudocientíficos, sino también peligrosos. Uno de los múltiples consejos que ofrece es usar una botella de cristal destapada y exponerla a la luz solar para que el agua pierda el cloro y absorba la energía del sol. Además de exponer un pensamiento mágico sobre la energía del sol, da a entender que el cloro es dañino para la salud. Lo más preocupante de este consejo es que está recomendando al lector beber agua en la que pueden haber crecido microorganismos y patógenos sin control porque ya no tiene cloro y está expuesta. Si esto podría provocar problemas en una persona sana, en una persona con el sistema inmunitario bajo mínimos supone un riesgo realmente grave. Y recordemos que sus libros los leen tanto personas sanas que quieren evitar la enfermedad, como personas enfermas que quieren mejorar.

Otra de las tesis de la señora Odile Fernández es que el pensamiento negativo atrae al cáncer y el positivo cura, atribuyendo al enfermo la culpa de padecer una enfermedad por sus pensamientos. Asegura que ella curó su enfermedad por querer curarla, de lo cual podría derivarse la conclusión de que quien no cura su dolencia es porque no quiere, culpabilizando injustamente al paciente con dificultades para curar su enfermedad. Este tipo de afirmaciones son la base de una terapia conocida como BioNeuroEmoción que, además de carecer del más mínimo rigor científico, tiene tintes sectarios con consecuencias terribles para quienes la han practicado en muchos casos.

El objetivo último de la señora Odile Fernández es vender sus libros (ya no ejerce la medicina y solo se dedica a publicar libros y ofrecer conferencias) por lo que la cesión de espacios públicos, o el simple respaldo institucional de la Universidad, deberían ser sopesados con extremo cuidado.

Si los argumentos expuestos no son suficientes, la señora Odile Fernández podría estar sobrepasando los límites legales con sus aseveraciones sobre el cáncer (aseveraciones parecidas ya fueron objeto de una denuncia de la Organización Médica Colegial), y que están recogidas en el artículo 4 del Real Decreto 1907/1996, de 2 de agosto, sobre publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria que dicta lo siguiente:

Salvo lo establecido en el artículo 3.1 de este Real Decreto*, queda prohibida cualquier clase de publicidad o promoción directa o indirecta, masiva o individualizada, de productos, materiales, sustancias, energías o métodos con pretendida finalidad sanitaria en los siguientes casos:

1. Que se destinen a la prevención, tratamiento o curación de enfermedades transmisibles, cáncer y otras enfermedades tumorales, insomnio, diabetes y otras enfermedades del metabolismo.

2. Que sugieran propiedades específicas adelgazantes o contra la obesidad.

3. Que pretendan una utilidad terapéutica para una o más enfermedades, sin ajustarse a los requisitos y exigencias previstos en la Ley del Medicamento y disposiciones que la desarrollan.

4. Que proporcionen seguridades de alivio o curación cierta.

5. Que utilicen como respaldo cualquier clase de autorizaciones, homologaciones o controles de autoridades sanitarias de cualquier país.

6. Que hagan referencia a su uso en centros sanitarios o a su distribución a través de oficinas de farmacia.

7. Que pretendan aportar testimonios de profesionales sanitarios, de personas famosas o conocidas por el público o de pacientes reales o supuestos, como medio de inducción al consumo.

8. Que pretendan sustituir el régimen de alimentación o nutrición comunes, especialmente en los casos de maternidad, lactancia, infancia o tercera edad.

9. Que atribuyan a determinadas formas, presentaciones o marcas de productos alimenticios de consumo ordinario, concretas y específicas propiedades preventivas, terapéuticas o curativas.

10. Que atribuyan a los productos alimenticios, destinados a regímenes dietéticos o especiales, propiedades preventivas, curativas u otras distintas de las reconocidas a tales productos conforme a su normativa especial.

11. Que atribuyan a los productos cosméticos propiedades distintas de las reconocidas a tales productos conforme a su normativa especial.

12. Que sugieran o indiquen que su uso o consumo potencian el rendimiento físico, psíquico, deportivo o sexual.

13. Que utilicen el término «natural» como característica vinculada a pretendidos efectos preventivos o terapéuticos.

14. Que atribuyan carácter superfluo o pretenda sustituir la utilidad de los medicamentos o productos sanitarios legalmente reconocidos.

15. Que atribuyan carácter superfluo o pretendan sustituir la consulta o la intervención de los profesionales sanitarios.

16. Y, en general, que atribuyan efectos preventivos o terapéuticos específicos que no estén respaldados por suficientes pruebas técnicas o científicas acreditadas y expresamente reconocidas por la Administración sanitaria del Estado.

Si revisamos la web de la señora Odile Fernández Mis dietas anticáncer podemos encontrar múltiples ejemplos que podrían vulnerar lo establecido en el Real Decreto 1907/1996. Por ejemplo, en su artículo Los 94 alimentos con demostrado poder anticáncer indica que los siguientes han sido demostrados con poder anticáncer: manzana, melocotón, plátano, mora, cereza, cítricos, dátiles, durian, uvas guayaba, grosella espinosa India, mango, manzana malaya, magostan, piña, granada, alcachofa, aguacate, coles de bruselas, brócoli, col, coliflor, zanahorias, nabo daikon colinabo, cebolla, tomate, nabo, olluco, berros, okra, patata, helechos cola de mono, achicoria roja, espinaca japonesa o komastuna, orgaza, calabaza, calabacín, lechuga, espinacas, cúrcuma, cardamomo, cilantro, pimienta negra, clavo, hinojo, romero, semillas sésamo, mostaza, regaliz, ajo, jengibre, perejil, canela, hojas de curry, kalonji, fenogreco, alcanfor, nueces pecanas, anís estrellado, semillas de lino, mostaza negra pistacho, nueces, cacahuetes, anacardos, arroz, trigo, avena, centeno, cebada, maíz, sorgo, mijo perla, mijo común, mijo menor, mijo pequeño, mijo coral, judía pinta, soja, judía mungo, judía negra, frijol, guisantes, judía escarlata, lenteja negra lenteja pardina, judía verde, lenteja castellana, lenteja blanco marfil lentejas multicolor, lenteja petit crison, lenteja petite golden y lenteja roja.

Hemos de señalar que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria no ha confirmado ni una sola de las propiedades anticancerígenas que la doctora Fernández atribuye a esos alimentos.

La legislación tiene como objetivo proteger a los ciudadanos. Por ese motivo el apartado 7 del artículo transcrito pretende evitar que profesionales de la salud publiciten sustancias con "pretendida finalidad sanitaria" y hemos de recordar que la señora Odile Fernández es médico de familia, aunque ya no ejerce, y usa su estatus como argumento de autoridad. Así lo indica en su sección ¿Quién soy?. Y por si eso fuera poco, tiene una sección específica de Testimonios con pacientes reales.

Es cierto que desde las instituciones públicas y la propia sociedad civil debemos promover una mejoría en la dieta de los ciudadanos, pero ello implica que tenemos la responsabilidad de transmitir información rigurosa y veraz, respaldada por pruebas científicas. No se debe partir de argumentos falsos y pseudocientíficos para conseguirlo, y mucho menos usar el miedo a padecer cáncer para lograrlo.

Desde la Asociación Hablando de Ciencia rogamos que se cancele la charla “Alimentos y estilos de vida ante el cáncer”. Una universidad pública no debe ser el altavoz de las pseudociencias, la superchería y el pensamiento mágico.

*Artículo 3.1 del Real Decreto 1907/1996: La publicidad de las especialidades farmacéuticas y de los productos sanitarios se rigen por su normativa especial.

Otros artículos de interés:

Charla de Julio Basulto en Terapias Peligrosas: parasitando la salud del 18 de febrero de 2017:

-------

La Asociación para Proteger al Enfermo de las Terapias Pseudocientíficas, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior con el número 608.238, se adhiere formalmente a este comunicado, estando conforme con todo lo aquí escrito.

Guardar

Guardar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Etiquetas: , , ,

9 Comentarios en “Rechazo a la charla "Alimentos y estilos de vida ante el cáncer" en la UGR”

  1. Pandelis Perakakis marzo 30, 2017 at 10:57 pm #

    Hola de nuevo y disculpad el mensaje anterior que era poco informativo.

    Lo que quiero decir es que en vez de arreglar la fachada de nuestra casa para engañar los que pasan por fuera, le haríamos mayor favor a la sociedad si empezásemos arreglando nuestros asuntos, de nuestra propia casa, empezando por ejemplo quitando la basura que se ha acumulado y nos contamina a todos.

    Me refiero a prostituir nuestra propiedad intelectual a Elsevier por un miserable factor de impacto y pagar a las grandes editoriales $10bn anuales con dinero de los contribuyentes, muchos de ellos pacientes que tienen que pagar dos veces, una para nuestros sueldos y nuestros equipos para llegar al conocimiento y una vez más para acceder a ese conocimiento que les pertenece. Me refiero a buscar efectos significativos manipulando la estadística para conseguir estos indices de "calidad" y asegurar la financiación para seguir produciendo conocimiento no válido gastando dinero publico. Me refiero a depender de un sistema de evaluación basado en el prestigio de un pequeño monopolio de revistas y sus poderosos editores. Me refiero a desperdiciar la ilusion y el potencial de nuestros becarios, poniendolos a hacer el trabajo sucio para, otra vez, conseguir nuestros numeritos y caminar por los pasillos escuchándoles susurando, éste es un "Nature", éste es un "Cell".

    Y porque somos científicos y nos gustan los datos, aquí van algunos:
    https://www.timeshighereducation.com/content/the-peer-review-drugs-dont-work
    Aquí por ejemplo en las palabras del ex editor de British Medical Journal: "It is paradoxical and ironic that peer review, a process at the heart of science, is based on faith not evidence"

    http://www.cochrane.org/MR000016/METHOD_editorial-peer-review-for-improving-the-quality-of-reports-of-biomedical-studies

    http://www.nature.com/nature/journal/v483/n7391/full/483531a.html#t1
    Solo hace falta leer el abstract de ese paper en Nature, además sobre la investigación en Cancer.

    http://science.sciencemag.org/content/349/6251/aac4716.full
    La revista Science sobre la reproducibilidad en Psicología

    http://brain.oxfordjournals.org/content/123/9/1964
    Y Brain sobre neurociencia clínica

    http://www.nature.com/news/2011/111005/full/478026a.html
    Otra vez nature sobre la tasa de retracciones de papers y las causas: 44% conducta no ética de parte de los autores

    http://journals.plos.org/plosmedicine/article?id=10.1371/journal.pmed.0020124
    Y por supuesto un paper emblemático sobre la validez de nuestros métodos en general

    http://www.openscholar.org.uk/report-back-from-the-coar-2016-annual-meeting-2/
    Y aquí una presentación que resume estos y muchos más datos de "nuestra casa"

    Y sobre soluciones, si solo nuestra comunidad tuviera la valentía, aquí van algunas propuestas:
    http://www.int-res.com/abstracts/esep/pp13/
    http://www.openscholar.org.uk/wp-content/uploads/2015/08/nsap_perakakis_2010.pdf
    http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/08109028.2014.891712?src=recsys#.VNYvjVognKA

    Y ya que nos gustan los manifiestos aquí hay otro:
    http://www.openscholar.org.uk/independent-peer-review-manifesto/

    Entonces lo que sugeriría es, en vez de gastar tanta energía buscando brujas para quemar en la hoguera, lo cual convierte la ciencia en una nueva religión y nosotros en los nuevos curas con la exclusividad sobre la verdad divina, más apertura mental, más humildad y más valentía para mirarnos al espejo.

    Por supuesto que hay charlatanes que hacen daño y el escepticismo es muy útil en su justa medida. Pero solo puede tirar piedras el que no ha pecado (parezco religioso y todo), y nosotros tenemos muchos y muchos pecados para preocuparnos.

    Un saludo

    P.S. Por cierto, el libro de la Dra Fernández empieza con la siguiente nota:
    "El contenido de este libro no sustituye la opinión de ningún médico, ni pretende desprestigiar ningún tratamiento convencional. No ofrece una cura milagro para el cáncer ni te asegura que no vayas a padecerlo. Consulta con tu oncólogo cualquier tratamiento natural y complementario que desees realizar."

    • Víctor Pascual marzo 31, 2017 at 10:39 am #

      Buenas,

      Precisamente por tener tantas relaciones con la UGR, la consideramos nuestra casa. Gran parte de nuestros socios son profesores, investigadores o estudiantes de la UGR. Y para nosotros, la charla de la señora Odile era basura pseudocientífica.

      Y nosotros como web de divulgación científica y contra el pensamiento irracional tenemos el objetivo de alarmar este tipo de charlas en universidades y centros públicos.

      Que Nature y Science están sobrevaloradas y se la han metido doblada más de una vez, sí. Pero eso no quita que una grandísima parte de sus artículos estén bien hecho y sean claves. Evidentemente te puedes encontrar artículos increíbles en revistas menos conocidas. Es que una cosa no quita la otra.

      Se hace mucha investigación absurda y de baja calidad, eso debe ser atajado por las universidades y centros de investigación. Pero nada de eso está en contra del rechazo de las pseudociencias en la universidad.

      Por cierto, la señora Odile Fernández ha eliminado todas las partes de su web donde decía que los alimentos curaban el cáncer y que jamás lo ha dicho, un poco mentirosa sí es.

  2. Pandelis perakakis marzo 29, 2017 at 12:18 am #

    Que le entre pánico a las farmaceuticas que dictan decretos reales lo entiendo. Pero que se frustren también los autoproclamados cientificos es diferente. Que cualquiera con una formacion universitaria pueda hablar en nombre de la ciencia me parece mucho más peligroso que beber agua de una botella destapada.

    • Víctor Pascual marzo 29, 2017 at 10:49 am #

      Buenas,

      No entiendo tu comentario. ¿De qué se van asustar las farmacéuticas? Hay mil libros de autoayuda y que proclaman que pueden curar y evitar el cáncer, y ahí les tienes. Un 66% de los cánceres son INEVITABLES. Así que lo que dice la señora Odile sobre alimentos anticancer es un engaño. Lo que puedes hacer es tener hábitos de vida saludable para reducir la probabilidad de sufrir el 33% de los cánceres que sí están relacionados con los hábitos, consumos y ambiente.

      Ahora bien, puedes considerar que la opinión de una asociación de divulgación científica que incluye químicos, físicos, ingenieros, médicos, biólogos, farmacéuticos y un largo etcétera no puede hablar en nombre de la ciencia. Pero plantéate si la opinión de la Asociación de Divulgación Científica de la Región de Murcia, la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP), Círculo Escéptico, la Red de Prevención Sectaria y del Abuso de Debilidad (RedUNE) y la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico (ARP-SAPC) también están igualmente equivocadas que nosotros, aquí su manifiesto http://circuloesceptico.org/noticias/carta-contra-la-charla-antivacunas-de-este-viernes-en-yecla/

      No somos cuatro gatos ni estamos diciendo disparates.

  3. Raquel marzo 28, 2017 at 1:03 pm #

    Si tanto os quejáis de lo que dice la doctora Odile diciendo que no es verdad, porque no decís vosotros la verdad, porque no dáis a conocer a todos lo que es bueno o malo frente al cancer. Es muy fácil hablar desde detrás de la barrera, yo tengo cáncer de ovario desde hace 5 años y desde que descubrí sus libros mi salud ha cambiado un 200%. Tanto que hablan de los alimentos, tanta publicidad que nos venden diciendo que comamos bien y luego no hacen nada para impedir que nos vendan la mierda que nos venden en los supermercados. Porque no lucháis contra eso? Digame que es lo que dice Odile que es peligroso para los pacientes, el llevar una alimentación equilibrada? El hacer ejercicio? El intentar ser positiva y feliz? No critiquen tanto, hablen menos y demuestren más.

    • Víctor Pascual marzo 28, 2017 at 1:59 pm #

      Buenas,

      En el texto, que creo que no ha leído, puede encontrar un claro ejemplo de un consejo muy peligroso para pacientes inmunodeprimidos que aporta la señora Odile Fernández.

      El final del texto podrá leer que nosotros apoyamos una dieta equilibrada y hábitos de vida saludables pero que no nos podemos basar en argumentos pseudocientíficos para infundir una buena dieta a la población.

      Un 66% de los cáncer NO SE PUEDEN EVITAR ya que se producen por la incorrecta replicación del ADN, como puede comprobar en el estudio recientemente publicado en la revista Science http://science.sciencemag.org/content/355/6331/1330.full. Por lo tanto, todas las afirmaciones de la señora Odile Fernández en las que indica que un alimento es anticáncer, son falsas. No hay evidencia científica de eso.

      La idea más peligrosa de Odile Fernández es dar a entender al paciente que tanto la causa como la solución de la enfermedad depende de uno mismo. Y eso es muy peligroso.

      A pesar de las cientos de referencias bibliográficas que aporta Odile Fernández en sus libros, ninguno de los alimentos ni actividades que propone para evitar el cáncer tiene evidencia científica.

      Un saludo,

      ¿Decimos que ?

  4. Domingo Escudero marzo 21, 2017 at 8:38 pm #

    No me extrañan las actitudes pseudocientíficas en alguien que ha pasado un cáncer. Lo que alucino es que de estas charlas en una Universidad.

  5. María del Carmen Boniato Mondejar marzo 20, 2017 at 3:12 pm #

    Y quienes sois vosotros?, y que respaldo científico, experimental, ó social tenéis?? Que interés tenéis??. Dile habla de su experiencia e intenta ayudar, todo aplicando sus conocimientos y sus investigaciones. No tira por tierra a la medicina tradicional, sólo dice que la cura del cáncer, debe ser integral.Soy enfermera con 30 años de experiencia y he trabajodo durante seis años en servicio de oncología, ahora estoy en situaciones de baja laboral por diagnóstico de cáncer desde agosto de 2016.No me considero ignorante en éste tema. Quienes son ustedes.

    • Víctor Pascual marzo 21, 2017 at 11:50 am #

      Buenas,

      Nosotros somos una asociación de divulgadores científicos y estamos respaldados por varias asociaciones similares. Odile dice cosas ciertas y cosas novedosas, pero las ciertas no son novedosas y las novedosas no son ciertas. Decir que hay que dejar de fumar para evitar el cáncer es una perogrullada, es cierta pero no es novedosa. Decir que el ajo es anticáncer, es novedoso pero no es cierto.

      El vídeo de Julio Basulto está englobado en unas charlas que se realizaron en Madrid el pasado mes de febrero a la que asistieron médicos, enfermeros y nutricionistas. Algunos de ellos especializados en cáncer. Todos estuvieron de acuerdo en que Odile Fernández no hace ningún bien a sus lectores.

      Yo estoy de acuerdo con una medicina integrativa en el que el modelo psicosocial y la nutrición tengan más relevancia. Pero lo que Odile Fernández anuncia como integrativo es pensamiento mágico.

      Siento que usted padezca cáncer y entiendo que no es ignorante del tema. Pero la web y libros de Odile Fernández contienen muchas falsedades, y algunas de ellas son peligrosas para los pacientes.

      Un saludo,

Deja un comentario

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies