La mano que funciona sola

¿Alguna vez te has levantado con la sensación de que algo te domina? ¿Alguna vez tu mano ha tenido vida propia hasta tal punto en que no la puedes controlar? Parecen preguntas fuera de lugar, pero es que esto es lo que les ocurre a las personas que padecen un síndrome raro llamado “Síndrome de la mano ajena”. Hoy me gustaría intentar explicar en qué consiste este síndrome no sin antes mencionar a mi profesora Conchi Lillo ya que fue ella quien hizo que tuviese curiosidad por saber más sobre este tema.

El síndrome de la mano ajena, también llamado síndrome de la mano extraña o síndrome de la mano aliena se caracteriza en que una de las dos manos del individuo funciona libremente, es decir, de forma individual sin ningún tipo de orden consciente por parte de la persona que padece la enfermedad.

En 1908 un paciente tras la recuperación de un infarto cerebral en el hemisferio derecho sentía que su mano izquierda actuaba sola. Fue en este momento cuando se describió la enfermedad por primera vez.

En 1945, otro paciente, en este caso sometido a una cirugía radical para el tratamiento de la epilepsia, sufrió esta dolencia. Cabe destacar, que no fue hasta 1972 cuando apareció por primera vez el nombre de “Síndrome de la mano ajena”, anunciado por los franceses Brion y Jedynack.

Después de realizar una recopilación histórica pasemos a hablar sobre el trastorno en sí. En esta enfermedad el miembro está desinhibido y tiende a dirigirse por estímulos ambientales como hemos comentado anteriormente, es un movimiento involuntario sin control consciente por parte del paciente pero bien es cierto que este acto ajeno tiene la apariencia de ser un movimiento intencionado y dirigido pero sin finalidad. El paciente percibe el miembro afectado como extraño, como si unas fuerzas sobrenaturales lo controlasen; tiene sensibilidad en la mano, pero no es capaz de reconocerla como suya y, por tanto, no tiene su control.

A menudo, los pacientes que sufren esta enfermedad sólo son conscientes de los movimientos de su mano cuando éstos llaman su atención, es decir, cuando ya está realizando la acción. Este trastorno suele ser un síntoma acompañante a otras enfermedades neurológicas pero la mayoría de los casos implica un accidente vascular cerebral de etiología isquémica, es decir, las células del tejido cerebral mueren por falta de oxígeno. Las causas de la patología parece ser que radican en una lesión del cuerpo calloso (el cuerpo calloso es la estructura que conecta ambos hemisferios cerebrales con el fin de que ambos hemisferios trabajen de forma conjunta y complementaria, aunque también pueden deberse a lesiones en el lóbulo frontal o en la corteza cerebral. A su vez, estas lesiones pueden deberse a tumores cerebrales, aneurismas, traumatismos craneales o cirugía cerebral.

No existe un tratamiento eficaz para este síndrome, pero para minimizar los síntomas se puede mantener ocupada la mano sujetando un objeto, por ejemplo. Cuando esta afección es causada por lesiones cerebrales asociadas a tumores o aneurismas, el tratamiento de estas debería disminuir la sintomatología de este síndrome.

María Martínez Luna

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Etiquetas: , , ,

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies