Una colisión galáctica inesperada

Galaxia de Andromeda (M31). Se puede ver la galaxia satélite M32 como una «bola» brillante en la parte superior derecha. Fuente: Boris Štromar, CC BY 3.0

Los seres humanos nos agrupamos desde estructuras pequeñas, como las familias, a estructuras cada vez más grandes, como las ciudades, provincias, comunidades autónomas, países. De igual modo, las estrellas también se agrupan en galaxias, cúmulos de galaxias o supercúmulos. A nivel cosmológico, quizá se podría decir que las galaxias son la unidad básica de organización. Y aunque estamos acostumbrados a sorprendernos con ellas en imágenes, todavía no las conocemos bien.

Una de esas galaxias, que tanto nos sorprende cada vez que la vemos, es la galaxia de Andrómeda, también conocida como M31.

La galaxia de Andrómeda es una galaxia espiral que está situada a unos 2,5 millones de años luz de nosotros y forma parte, junto con nuestra galaxia, la Vía Láctea, del llamado Grupo Local de galaxias, compuesto también por otras galaxias más pequeñas (si miramos al cielo desde el hemisferio sur podemos ver, a simple vista, las Nubes de Magallanes) y alguna que otra galaxia más grande como la galaxia del Triángulo.

Dentro del Grupo Local todas las galaxias orbitan en torno a un centro de masas común que está entre la galaxia de Andrómeda y la Vía Láctea. Por esta razón, muchas veces escuchamos que el universo se expande y las galaxias se alejan de nosotros salvo la galaxia de Andrómeda que se acerca y que, en un futuro (muy lejano), colisionará con la Vía Láctea.

Quizá antes de que la galaxia de Andrómeda colisione con la Vía Láctea, esta colisionará con una de sus galaxias satélite como M32…

Andrómeda es una galaxia espiral barrada, es decir, es igual que la nuestra mientras que M32 es totalmente diferente y es una galaxia elíptica, es decir, no muestra brazos espirales como la nuestra.

Una de las curiosidades de las galaxias elípticas es que son galaxias muy evolucionadas, es decir, sus estrellas son viejas. Todas las galaxias elípticas son así, salvo una. ¿Os imagináis cuál? Justamente M32.

Detalle de M32. Fuente: Wikipedia

En M32 encontramos estrellas jóvenes, algo que no debería pasar. ¿Cuál podría ser la razón?

Por otro lado, Andrómeda no se queda atrás en cuanto a los misterios. Su halo presenta una cantidad inusual de estrellas masivas de edades no muy grandes con alto contenido en metales. De hecho, la evolución de Andrómeda es algo que ha desconcertado a los astrofísicos desde hace mucho tiempo.

Ahora, gracias a unas simulaciones, realizadas con la intención de entender por qué el halo de Andrómeda es tan grueso han propuesto una hipótesis que descoloca a los astrofísicos en cuanto a su comprensión de la estructura del Grupo Local de galaxias.

Antes hemos dicho que las galaxias más grandes del Grupo Local eran la galaxia de Andrómeda, la Vía Láctea y la Galaxia del Triángulo, pero si la hipótesis planteada es correcta, hace mucho tiempo habría existido otra gran galaxia espiral que corrió la misma suerte que correrá la Vía Láctea en el futuro: una colisión. Y lo más interesante de todo, es que esa galaxia todavía estaría formando parte del Grupo Local. Esta galaxia sería, precisamente, M32.

Las simulaciones han dado como resultado que, en el pasado, una galaxia espiral denominada M32p (la p procede de parent o progenitora), que podría haber sido la tercera galaxia más grande del grupo local, habría colisionado con Andrómeda. Esta colisión habría provocado que las estrellas de los brazos espirales de M32p (masivas y jóvenes) se hubieran incorporado al halo de Andrómeda.

Así, M32p habría perdido su forma espiral, pero no las estrellas que estaban más alejadas de los brazos. Pero al igual que no todas las colisiones son perfectamente elásticas o inelásticas, la parte central de M32p habría logrado escapar de la colisión.

De esta manera, podría seguir siendo una galaxia en las que las estrellas siguen teniendo la edad y evolución semejante a las de una galaxia espiral, pero habría quedado deformada como si fuera una galaxia elíptica.

Es decir, M32 no sería una galaxia elíptica al uso, sino que sería el resto de una colisión con la galaxia de Andrómeda.

Aunque esto es solo el resultado de una simulación, podría aclarar algunas de las dudas que los astrofísicos tienen acerca de la galaxia de Andrómeda. Pero también podría ser una predicción de lo que le ocurrirá a la Vía Láctea cuando, en el futuro, colisione con Andrómeda.

Jorge Bueno

Para leer más:

The Milky Way long-lost sibling finally found

The Andromeda galaxy’s most important merger about 2 million years ago as M32’s likely progenitor

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Etiquetas: , ,

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies