7 preguntas acerca de la píldora anticonceptiva

Llevo tiempo viendo que hay mucho misticismo alrededor de la píldora anticonceptiva, tanto en su repercusión en la salud como en su efectividad.

En las últimas semanas he visto comentarios que la calificaban como un veneno, un producto machista que el patriarcado utiliza para tenernos a las mujeres en vereda y cuyo principio activo, cuando lo tiene, claro, se consigue a costa de secuelas en nuestro organismo.

A raíz de este asunto he echado de menos un texto que responda a las preguntas que ya he respondido una y mil veces en redes sociales explicando punto por punto cada “porqué” que se me ha puesto por delante cada vez que daba una respuesta.

¿Qué es la píldora?

Para el que no lo sepa, la píldora es un método anticonceptivo hormonal que inhibe la ovulación en la mujer y, por lo tanto, impide la fecundación en el caso de que haya relaciones sexuales sin protección. No obstante, ésta no sirve de anticonceptivo de barrera, por lo que no nos protegerá de las infecciones de transmisión sexual (ITS).

Para facilitar la lectura, a continuación pondré algunas de las preguntas/afirmaciones con las que me he encontrado y las respuestas/correcciones que he dado.

1. La píldora anticonceptiva tiene muchos efectos secundarios, ¿por qué puede ser recomendable tomarla si puede provocarme trombosis?

Sí, entre los efectos secundarios de la píldora se encuentra la trombosis, es curioso cómo cuando hablamos de la píldora el tema TROMBOSIS aparece de inmediato y sin embargo otros fármacos como podrían ser los ibuprofenos, se toman como caramelos.

"¡El médico me dijo un día que si me tomo un ibuprofeno cada 8h bien y que si estoy muy mal, cada 6h!" y sin más miramientos se vuelve a seguir un consejo médico que se dio hace un año, en un contexto diferente e incluso a un paciente distinto, obviamos el hecho de revisar la dosis a través del prospecto, lo mismo da el de 400mg que el de 600mg, total si las cajitas son parecidas y el ibuprofeno solo puede ser bueno.

El mensaje que cita “Lea las instrucciones de este medicamento y consulte al farmacéutico” no está ahí por nada.

Aquí se pueden consultar la lista de efectos secundarios del ibuprofeno que cita la clínica Mayo.

Con esto no quiero decir que el ibuprofeno sea un producto peligroso o poco recomendable, ni éste ni ningún otro, simplemente lo utilizo de ejemplo para hacer la comparativa de lo sencillo que nos resulta demonizar algunos productos al tiempo que nos permitimos endiosar otros según nos conviene.

Es bueno preocuparse de lo que uno toma, de hecho, es más que recomendable revisar todos los prospectos y esta es la forma de prevenir riesgos sobre todo si hablamos de un producto que cuenta con un principio activo y que por lo tanto, trae consigo sí o sí una serie de efectos secundarios, lo que no tiene sentido es ser extremadamente intransigente con uno y totalmente laxo con otro.

Volviendo a la trombosis, lo primero que me gustaría aclarar es que no es que la píldora provoque trombosis si no que aumenta la probabilidad de sufrirla, por esta razón la píldora está contraindicada a mujeres fumadoras de más de 35 años, ya que este paso la balanza de riesgo y beneficio no sale a cuenta, en su caso tienen la minipíldora que cuenta con menos efectos adversos, pero, por el contrario, cuenta también con un menor índice efectividad.

De todas formas, y como al final lo que nos sirve realmente para llegar a una conclusión son los datos, adjunto la información de tres píldoras anticonceptivas para que se pueda observar claramente de los porcentajes que hablamos cuando nos referimos al riesgo de sufrir un trombo:

  • Ovoplex 150/30 mg. Levonorgestrel y Etinilestradiol – 1 de cada 10.000 pacientes – 0,01% probabilidad de sufrir trombosis venosa.
  • Yasmin 3 mg/0,03 mg. Drospirenona / Etinilestradiol – 9-12 de cada 10.000 pacientes/año – 0,105% probabilidad de sufrir trombosis venosa persona/año.
  • Diane 2 mg/0,035 mg. Acetato de Ciproterona/Etinilestradiol – 1 de cada 1000 pacientes – 0,1% probabilidad de sufrir trombosis venosa.

Como vemos y podemos comprobar en cada prospecto que encontramos en cada caja de comprimidos, la probabilidad existe, pero además de ridícula es suficiente para correr el riesgo teniendo en cuenta que su principio activo (inhibir la ovulación) ayuda a que muchas mujeres que sufren varios días de dolores cada mes los eviten, además de que ayuda a reducir el flujo, siendo muy útil en los casos de anemia, por poner solo algunos ejemplos. [1]

Una máxima es que todo aquello que tiene principio activo tiene posibles efectos secundarios, entiendo que se criba todo lo que se puede para evitarlos, pero es imposible eliminar todos los efectos secundarios negativos, si se nos receta es porque el beneficio compensa el riesgo que se toma al consumirlo, y esto lo podemos aplicar a todos los tratamientos a los que se nos somete.

2. ¿Por qué en lugar de drogarnos para mantenernos controladas no se ponen a investigar porqué la regla duele?

Durante la regla el útero se contrae para expulsar el endometrio que se ha creado a lo largo del mes, estas contracciones son mucho más suaves que las que se sufren en el momento del parto pero sí, son las mismas y por eso duele.

Es por eso que las formas que tenemos para reducir los dolores menstruales en casos habituales (si hablamos de ovarios poliquísticos o endometriosis es distinto) son aplicar analgésicos o regular nuestro ciclo mediante tratamientos como el que comentamos que reducen las fluctuaciones hormonales provocando que nuestro sistema cree un endometrio más fino, y haciendo que las contracciones sean más suaves e incluso imperceptibles según el caso.

3. Es que la gente toma la píldora, no usa ningún otro anticonceptivo y claro, luego pasa lo que pasa, ¿a que sí?

La píldora cuenta con un 99,7% de efectividad si se le da un uso perfecto, si ves que un día te levantas con cara del 0,3% usa condón, pero si no, sí que sirve como único método anticonceptivo.

Es obvio que la píldora no es método de barrera y por lo tanto no sirve para evitar infecciones de transmisión sexual (ITS), pero al inhibir la ovulación sí evita la concepción.

En este caso la conclusión es sencilla: si se tiene pareja estable y se tiene seguridad en que ninguno tiene una ITS se puede utilizar la píldora como único anticonceptivo, sin embargo, si se tienen relaciones sexuales esporádicas habría que usar condón sí o sí.

En cualquier caso, recordemos que el preservativo también tiene un 98% de efectividad, es importante que seamos conscientes de que siempre existe un riesgo por nimio que sea.

Además, a continuación podemos ver una tabla comparativa del índice de efectividad de los distintos métodos anticonceptivos (índice Pearl) en el que se puede apreciar que la píldora es uno de los métodos más óptimos para la anticoncepción.

Las primeras dos columnas se refieren al porcentaje de mujeres que han experimentado un embarazo no deseado durante el primer año de uso. La primera de ellas hace referencia a un uso típico teniendo en cuenta los errores que se pueden cometer y la segunda representa los datos que se han dado durante un año tras un uso perfecto del método en cuestión. La última columna menciona el porcentaje de mujeres continuaron haciendo uso del mismo método anticonceptivo tras un año de uso del mismo.

4. La píldora es machista, ¿por qué no sacan una píldora para hombres?

El caso aquí es que los sistemas reproductores masculino y femenino son también distintos en cuanto a resistencia y recuperación.

Sabemos que el aparato reproductor masculino comienza a funcionar al 100% a la edad de 12 años aproximadamente y, aunque la fertilidad del hombre puede verse reducida con la edad, en casos normales mantendrá un porcentaje de fertilidad hasta que muera.

Sin embargo, el caso del aparato reproductor femenino es distinto y aunque comienza a funcionar al 100% a la edad de 11 años de media, éste sí cuenta con fecha de caducidad, evento que ocurre tras la menopausia y el cual dictamina el fin de la etapa fértil de la mujer. No obstante, y aunque somos fértiles menos de la mitad de nuestra esperanza de vida, esto también hace de nuestro sistema una máquina fuerte y resistente que es capaz de recuperar su normal funcionamiento aunque lo inhibamos durante una temporada, es por eso que es posible para nosotras tomar la píldora anticonceptiva puesto que una vez que decidamos dejar de tomarla nuestro cuerpo recuperará el tono sin problema, eso sí, debemos ser conscientes que nuestro sistema recupera tanta fertilidad como debiera tener en ese momento, es decir, no pretendamos tener la misma facilidad para concebir con 25 años, cuando nuestro sistema reproductor está en su apogeo, que a los 40, cuando el mismo ya se encuentra en sus últimos años de funcionamiento.

El caso del sistema masculino es distinto, podemos conseguir que deje de funcionar pero si lo hacemos nunca se recupera, es por esta razón por la que no existe aún una píldora masculina que inhiba la eyaculación o la presencia de espermatozoides en la misma sin que la fertilidad del hombre se vea afectada además de otros problemas que pueden darse debido a la atrofia testicular [2]. La única alternativa que tenemos para que sea solo el hombre el que se lleve el peso de la anticoncepción es la vasectomía, una intervención sencilla que consiste en cerrar el paso de los conductos deferentes para que los espermatozoides no formen parte del semen y, aunque existe la opción de revertirla, sirve para esterilizar a los hombres de manera definitiva y normalmente se aplica cuando un hombre no desea tener hijos en el futuro. Esta intervención es gratuita si se solicita a través de la Seguridad Social.

Tristemente, y con este asunto se ha abierto mucho debate, a título personal, y estoy segura de que no soy la única, estoy convencida de que existen muchos hombres o chavales que mentirían con tal de no usar el condón con sus parejas diciendo que toman una píldora masculina cuando no es así, o de tomarla mal y darle menos importancia porque por desgracia las consecuencias aún recaen mayoritariamente sobre la mujer. A esto sí lo podemos calificar de machismo, y en vez de centrarnos en teorías conspiranoicas de "científicos heteronormativos blancos" que quieren controlar nuestros ciclos menstruales para mantenernos sometidas o algo así, quizá deberíamos centrarnos en pensar porqué aún se nos vienen estas situaciones a la cabeza nada más pensar en píldora masculina y cómo podemos evitar que siga siendo así.

No obstante, y aunque la reflexión se mantiene, existe el estudio que intenta dar con la píldora anticonceptiva masculina cuyo mecanismo sería totalmente distinto al de la femenina para que la balanza riesgo/beneficio sea favorable.

5. ¿La píldora engorda?

O te adelgaza, en el prospecto podemos ver que se pueden producir cambios de peso como consecuencia, pero es curioso ver cómo le echamos la culpa de cuando uno engorda y como obviamos el hecho de que adelgace.

Otra de las consecuencias que se produce cuando tomamos la píldora anticonceptiva es la retención de líquidos y es común que relacionemos este cambio puntual a lo largo de nuestro ciclo al aumento de peso cuando no es así.

Los receptores de aldosterona se ven fácilmente estimulados por las hormonas femeninas que se reciben mediante la píldora, y son éstos los que pueden confundir a nuestro cuerpo diciéndole que necesita más líquido, es por eso que se producen edemas (acumulación de líquidos) en el bajo vientre provocando esos kilos de más en algunas partes del ciclo. El remedio en este caso es compensar este cambio con diuréticos controlados que nos ayuden a eliminar el líquido extra, hacer  ejercicio para evitar que esto ocurra o cambiar la dosis de la píldora como última instancia. Sin embargo, recordemos que esta acumulación de líquidos y esta sensación de hinchazón también se presenta a lo largo de nuestro ciclo natural, sobre todo unos días antes de empezar a menstruar, por lo que de nuevo nos enfrentamos a la balanza de riesgo/beneficio, o mejor dicho en este caso, desventaja/beneficio, sobre los que debemos de meditar cada una de las consumidoras del producto como ya comentábamos unas líneas atrás.

6. La píldora te hace sangrar menos, eso es porque es una bomba de hormonas que pone al organismo del revés, y claro, eso a la larga debe joderte el sistema reproductor, ¿a que sí?

No, de hecho es al contrario. Cuando dejamos a nuestro cuerpo funcionar por sí solo es el sistema endocrino el que se encarga de regular los niveles de hormonas según necesite el mismo, sin embargo, y aunque nuestro cuerpo es una máquina excelente, no sabe calcular correctamente la cantidad de hormonas que se necesitan, por lo tanto envía hormonas extra para tener de sobra y asegurarse de que la ovulación se produce, es por eso que cuando no tomamos la píldora es más habitual la aparición de granitos o las consecuencias debidas al contraste hormonal que produce nuestro cuerpo por sí solo durante el ciclo.

La píldora anticonceptiva sirve para engañar a nuestro sistema endocrino y hacer que éste produzca una cantidad insuficiente para que se dé la ovulación. Ese endometrio pequeñito es el que expulsamos durante la falsa menstruación que tenemos cuando tomamos la píldora, sabiendo esto tiene sentido que el flujo sea menor, además, el hecho de que el endometrio sea más fino dificulta la implantación en el caso de que hubiera ovulación, por lo que también suma puntos en efectividad.

Seguramente otras consumidoras de la píldora habrán notado los síntomas premenstruales o los relacionados con la ovulación (día 14 del ciclo) se aminoran muchísimo llegando a desaparecer. Esto es porque cuando la píldora se la juega a nuestro sistema endocrino provoca que nuestros niveles de hormonas se mantengan regulares y muy similares a lo largo del proceso, y es por eso que los síntomas disminuyen, porque deja de existir el subidón o el bajón de hormonas del que hablábamos.

Dicho esto, si sumamos dos más dos nos damos cuenta de que de ninguna forma se la puede calificar con "bomba de hormonas", más bien al contrario. [3]

Es importante recordarle siempre a nuestro médico de cabecera o a cualquier profesional de la salud que nos recete algo que estamos tomando la píldora, puesto que existen algunos medicamentos contraindicados o que pueden interactuar con ésta y reducir su efectividad.

7. Hay mujeres que se quedan estériles por el uso de la píldora porque su sistema reproductor nunca se recupera después de tomarla durante un tiempo, tiene sentido, ¿no?

Ningún método anticonceptivo afecta a la fertilidad en ningún caso, una vez se deja de tomar la píldora se recupera la fertilidad normalmente entre uno y tres meses como decíamos previamente.

En conclusión, es todo tan sencillo como dedicarle un rato al prospecto para hablar con propiedad y tratar los datos con conocimiento, la experiencia de la vecina no hace la norma, la hacen los estudios, y tenemos toda esta información en cada una de las cajitas de píldoras o de cualquier otro tratamiento que tomemos.

Es importante tener en cuenta nuestra propia experiencia para contar con ella en el futuro, pero ésta tampoco hace la norma, ni para bien “a mí la píldora me funciona, por lo tanto, te va a ir genial” ni para mal “yo me puse malísima una vez que tomé la píldora, no la tomes, es horrible”.

Si alguien tiene potestad para decir los tratamientos que nos convienen o no son nuestros médicos de cabecera o ginecólogos, que al tiempo pueden resolvernos todas las dudas que no puedan esclarecer los prospectos, así que hagamos un ejercicio de sentido común con estos temas en lugar de fomentar la desinformación y la quimiofobia, por mucho que sea con la mejor de las intenciones.

Elena Ramírez Villa

Colaborador: Iago López

Publicado previamente en https://lauramoranpsicologa.es/

Si a pesar de todo esto queréis más información os recomiendo el siguiente vídeo del médico de cabecera Iago López, publicado desde el canal de la Clínica Pontevedra.

[1] Dolor extra en caso de endometriosis: tejido uterino fuera del útero. Surge espontáneamente en no pocas mujeres durante el período fetal, y debuta lógicamente al aparecer la regla. Se puede intervenir quirúrgicamente si se localiza. Aunque parezca mentira, con lo terriblemente letal que pueda parecer la píldora, las intervenciones quirúrgicas abdominales son siempre más arriesgadas. Iago López, médico de cabecera en el Centro Médico Pontevedra.

[2] La atrofia muscular provoca en consecuencia fatiga crónica, trastornos depresivos, osteoporosis y pérdida de masa muscular entre otros. Iago López, médico de cabecera en el Centro Médico Pontevedra.

[3] Hay una bomba de hormonas que se llama ovario: suelta un porrón de estradiol y de progesterona durante unos 25 días en fase ascendente, lo cual hipertrofia el endometrio, y te las quita de golpe otros 3 días, causando la muerte del endometrio (la regla). La píldora moderna reduce enormemente esa montaña rusa hormonal, porque tiene bastante menos hormona que la producción ovárica: ergo, menos hemorragia, menos dolor, menos flujo, menos sensación premenstrual y menos dolor, porque todos ellos dependen de la carga hormonal (sea natural o sea sintética). Iago López, médico de cabecera en el Centro Médico Pontevedra.

Bibliografía

(AEMPS), A. E. (Diciembre de 2018). www.cima.aemps.es. Obtenido de https://cima.aemps.es/cima/dochtml/p/63576/Prospecto_63576.html

(AEMPS), A. E. (Enero de 2019). www.cima.aemps.es. Obtenido de https://cima.aemps.es/cima/dochtml/p/52574/Prospecto_52574.html

Department of Internal Medicine, H. U. (8 de Febrero de 2010). Obtenido de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20136607

Family Doctor. (25 de Julio de 2017). Obtenido de https://es.familydoctor.org/pildoras-anticonceptivas-solo-de-progestina/

Fernández, H. S. (25 de Septiembre de 2010). www.scielo.isciii.es. Obtenido de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1699-695X2010000300009

Fuentes, V. (28 de Mayo de 2018). www.agenciasinc.es. Obtenido de https://www.agenciasinc.es/Reportajes/Mujeres-no-menstruales-o-como-elegir-si-se-quiere-tener-la-regla

Fundación Española del Corazón. (s.f.). Obtenido de https://fundaciondelcorazon.com/prensa/notas-de-prensa/2418-las-mujeres-fumadoras-que-toman-anticonceptivos-hormonales-multiplican-su-riesgo-de-trombosis-e-infarto.html

Mayo Clinic. (1 de Abril de 2019). Obtenido de https://www.mayoclinic.org/drugs-supplements/ibuprofen-oral-route/side-effects/drg-20070602

Muñoz, M. (2015). www.hsnstore.com. Obtenido de https://www.hsnstore.com/blog/chicas-ejercicio-ciclo-menstrual/

Pescado, D. M. (21 de Septiembre de 2016). www.onmeda.es. Obtenido de https://www.onmeda.es/anticoncepcion/metodos_anticonceptivos_seguridad.html

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Etiquetas: , , , , , , , ,

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies