Archive | Cosmos RSS for this section

Cuando el cielo no te deja ver las estrellas

Imágen de la Vía Láctea (Fuente: Steve Jurvetson. Wikipedia)

Es cierto que cuando no podemos ver las estrellas se debe a que el cielo está cubierto de nubes ya sea parcial o totalmente, pero, además, existe otro motivo por el que la gran mayoría de las veces, el cielo no nos deja ver las estrellas: la turbulencia atmosférica.

La turbulencia atmosférica provoca que la calidad de la observación a través de un telescopio, aunque también a simple vista, se reduzca debido a la atmósfera. En astronomía, esta calidad se evalúa a través del seeing, de manera que si la imagen que se observa a través del telescopio no está distorsionada se dice que ese día el seeing es muy bueno mientras que, si está muy borrosa, el seeing es muy malo.

La turbulencia atmosférica hace que se tenga que sufrir el seeing independientemente de si eres un astrónomo aficionado con un mero telescopio refractor de 60 mm o un astrónomo profesional afortunado que está observando con el GRANTECAN.

El efecto que produce el seeing es una distorsión de la imagen que hace que se vea borrosa, pero si no has mirado nunca a través de un telescopio, quizá no tengas una idea del mal efecto que se produce en la observación, aunque también habrás podido detectarlo a simple vista. De hecho, ya en 1665 el famoso científico (aunque el concepto de científico no se usaba todavía en aquella época) Robert Hooke propuso que el titileo de las estrellas era debido a que distintas regiones de la atmósfera tenían diferentes índices de refracción y cada una de esas regiones actuaba como una lente diferente que hacía que la imagen que llegaba a nuestros ojos estuviera distorsionada.

Read More...

La frustración de los astrónomos observacionales

Galaxia Elíptica M89.

Mirar al cielo nocturno es un placer. Y además es gratis. O casi…

Se puede mirar al cielo sin ningún medio adicional aparte de tus ojos. La mayor parte de los puntos brillantes que vemos son estrellas que están en nuestra galaxia, la Vía Láctea. Pero muchos no son estrellas, sino nebulosas donde están naciendo estrellas (por ejemplo, la nebulosa de Orión o M42, o incluso otras galaxias (por ejemplo la galaxia de Andrómeda).

Para ver más lejos y con más detalle necesitamos telescopios, pero ¿hasta que punto lo que vemos a través de los telescopios es realmente lo que estamos mirando? La clave está en la diferencia entre los verbos “mirar” y “observar” (sí, para aquellos que se empeñan en separar las “ciencias” de las “letras”, el significado de una palabra también importa en ciencia).

Pongamos un ejemplo: M89. M89 es una galaxia “elíptica” que se encuentra en la constelación de Virgo y que fue descubierta por Charles Messier en 1781. Antes de seguir, aclaremos que quiere decir la palabra “elíptica” (volvemos al uso lenguaje y a la inexistente separación entre “letras” y “ciencias”). Para ello recurrimos a la historia (algo que se siempre se ha asociado a ser de “letras”).

Read More...

Estrellas variables: Astrosismología

RS Puppis tomada por el Huble. Una estrella variable de tipo cefeida (Fuente: Wikipedia)

Aunque parezca lo contrario, cuando las miramos, las estrellas no son inmutables. Cambian continuamente. Todas evolucionan y pasan por diferentes fases desde su nacimiento hasta su muerte en forma de nebulosa planetaria o supernova. Pero, además, durante su estancia en alguna de esas fases, en las que los cambios evolutivos son indetectables, algunas sufren variaciones periódicas en su brillo. Son las denominadas estrellas variables.

Las estrellas variables presentan una variación en la cantidad de luz que emiten con el tiempo, es decir, en algunos momentos son más brillantes que en otros. Sin embargo, no todas las estrellas que presentan variación en la cantidad de luz son del mismo tipo. Es por ello por lo que se clasifican en variables extrínsecas y variables intrínsecas.

Read More...

Reseñas HdC: La Historia Más Grande Jamás Contada...Hasta Ahora


LA HISTORIA MÁS GRANDE JAMÁS CONTADA...HASTA AHORA

Autor: Lawrence M. Krauss

Editorial: PASADO Y PRESENTE, S.L.

Traductor: Javier García Sanz

Colección: ENSAYO

Año: 2016

Páginas: 326

ISBN: 9788494495083

PVP: 24 €

Read More...

Arqueoastronomía

Jorge Bueno Gomez

Stonehenge,_Condado_de_Wiltshire,_Inglaterra,_2014-08-12,_DD_09

Stonehenge, Condado de Wiltshire, Inglaterra. (Fuente: Diego Delso, Wikimedia Commons)

Cuando se pone el Sol empieza uno de los mayores espectáculos de los que se puede disfrutar: el cielo nocturno. Esto siempre ha sido así, no sólo ahora que podemos observar con fantásticos telescopios, también en los tiempos de otras civilizaciones antiguas. Podemos remontarnos a los tiempos de los egipcios o incluso ir más atrás y llegar al neolítico.

A pesar de que el cielo ha sido prácticamente el mismo para todas las civilizaciones (salvo pequeños desplazamientos de estrellas o los movimientos de los planetas), el uso que hemos dado a las observaciones ha sido diferente. Ahora observamos para entender cómo funciona el universo, pero ¿cuál era la intención de las observaciones que llevaban a cabo las antiguas civilizaciones?

Aquí entra en juego una rama multidisciplinar, y relativamente nueva, de la ciencia: la arqueoastronomía.

Read More...

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies