Archive | Filosofía RSS for this section

Sobre el método científico. Parte III: Los problemas del falsacionismo y la importancia del contexto histórico

Niels Borh (1885 - 1962)

El falsacionismo descartaría las teorías mediante el uso de un contraejemplo que acabe con la generalidad de las mismas. El problema que se plantea es el de saber si el contraejemplo es erróneo o no. Esto nos hace volver al problema de la «verdad» planteado en la parte I, ya que para poder refutar la teoría con un contraejemplo es necesario que éste sea «verdadero». O, visto de otra forma, el falsacionismo requiere de la existencia de enunciados singulares sobre cuyos valores de verdad se pueda alcanzar un acuerdo por la comunidad científica (Lakatos, 1987). Además ejemplos históricos nos demuestran que los científicos no descartan teorías enteras solamente por haberse encontrado un contraejemplo, sino que más bien, los usan para perfeccionar las teorías en sí mismas. Veamos algunos casos.

El modelo atómico propuesto por Bohr en 1913 fue el primer modelo teórico que introduce el concepto de cuantización a partir de postulados, teniendo gran relevancia para la época al ser capaz de explicar algunos experimentos sencillos. No obstante, un modelo atómico como el de Bohr es inconsistente con la teoría del electromagnetismo de Maxwell, de modo que tal modelo jamás hubiera salido adelante de haberse aplicado el falsacionismo de manera estricta, pese a ser de gran utilidad. Asimismo las distribuciones delta, introducidas por Dirac no deberían haber visto la luz hasta que Schwartz las hubiera formalizado matemáticamente años más tarde (Lakatos, 1987, pág. 52).

Read More...

Sobre el método científico. Parte II: Falsacionismo vs Inductivismo

                                                            

Karl Popper (1902 - 1994)

El origen del falsacionismo se debe a Karl Popper y a su obra Logik der Forschung(1934), en la cual se opone, entre otras cosas, a la lógica inductivista como caracterización del método científico. Según el inductivismo el origen del conocimiento reside en la observación (supuesto erróneo como se ha explicado en el punto anterior), siendo posible elaborar enunciados de carácter general, o universal, a partir de enunciados de carácter particular. Por ejemplo, el estudio del color de un cuervo constituye una comprobación experimental de carácter particular, mientras la regla «todos los cuervos son negros» es un enunciado de carácter general, y que, según la lógica inductiva, puede inferirse tras un gran número de mediciones sobre cuervos distintos. De esta manera la ciencia iría acumulando, día tras día, más proposiciones que se consideren «verdaderas» mediante comprobaciones reiteradas de carácter local.

Read More...

Sobre el Método Científico. Parte I: ¿Da la ciencia la visión verdadera del mundo?

Es ya una creencia en la sociedad considerar que la ciencia y sus métodos gozan de un carácter especial de fiabilidad. Por ejemplo, es común escuchar cómo se zanjan discusiones cotidianas, que giran en torno a temas que tienen cabida en la ciencia, con la proposición siguiente: «Es cierto porque está científicamente demostrado». También podemos verla en los anuncios publicitarios, como cuando nos tratan de vender un producto, afirmando con orgullo que la ciencia ha demostrado ser el mejor de su clase. O, incluso, en el mundo académico, las disciplinas parecen buscar el calificativo de ciencia para, de ese modo, dar a entender que sus métodos son tan de fiar como los usados en las ciencias tradicionales como la biología o la física. Tal es el caso del ya tópico sobre las Ciencias Políticas o Sociales (Chalmers, 2000).

El origen de esta intuitiva confianza en la ciencia radica, simplemente, en que vemos, todos los días, que la ciencia funciona. No obstante, en algunas ocasiones, suele desconocerse donde reside la fuerza de una proposición como: «Es cierto porque está científicamente demostrado». En otras palabras, ¿qué es lo que tiene el método científico para llegar a conclusiones lo suficientemente contrastadas para afirmar que algo, al menos por el momento, es «verdadero»?. Asimismo se tratará de responder a otras preguntas: ¿Cuál es el origen del conocimiento científico? ¿Cómo avanza la ciencia? ¿Por qué debemos confiar en la ciencia?

Read More...

Escepticismo y racionalismo

Platón (427-347 a.C.) fue un filósofo griego seguidor de Sócrates y maestro de Aristóteles.

¿Es lo mismo el escepticismo que el racionalismo?

Si utilizamos el criterio cartesiano de claridad y distinción, la de “escepticismo” es una de las ideas más oscura y confusa de las que podamos encontrar.

Por una parte, el término no es claro, dado que su significado no es evidente ni el mismo para todo aquel que lo utiliza. Diferentes personas utilizan el término “escéptico”, aplicado a otros o a sí mismos, con significados muy distintos.

Tampoco es distinto, dado que es fácil confundirlo con otros conceptos. Entre los términos de la confusión destacan los de pensamiento crítico, racionalismo, empirismo, agnosticismo, incredulidad, dogmatismo, relativismo, pragmatismo, etc. Así, por ejemplo, parte del autodenominado movimiento escéptico es más bien racionalista que propiamente escéptico. Y, curiosamente, los primeros escépticos llamaban dogmáticos a los racionalistas de su época.

Por otra parte, es habitual calificar de escépticos a quienes niegan el calentamiento global o que el ser humano haya llegado a la luna, cuando los otros escépticos antes mencionados están en las antípodas de estos. También se llama escépticos a quienes desde la derecha o la izquierda políticas se oponen al modelo actual de Unión Europa (los euroescépticos). E incluso existe una filosofía política que se llama “escepticismo político” (de Michel Oakeshott), con la que muchos de los otros escépticos no estarían de acuerdo. Y, como luego veremos, los primeros escépticos en la antigüedad, entre ellos el fundador de esta corriente de filosofía, Pirrón de Elis, habría que catalogarlo como “magufo” según el escepticismo organizado de hoy en día.

Read More...

Entrevista a Jesús Zamora Bonilla. Ciencia, periodismo científico y sentido del universo

Paulo Hernández firma

Entrevistamos a Jesús Zamora Bonilla, doctor en Filosofía y Ciencias Económicas y catedrático de Filosofía de la ciencia en la UNED. Suszamora1 principales campos de interés son la filosofía de la ciencia, la economía del conocimiento científico, la filosofía y la metodología de las ciencias sociales y la relación entre la ciencia y la educación. Además, es un señor con un gran sentido del humor, que gusta del debate en su Twitter o en sus blogs personales, que mencionamos más abajo. Recientemente, ha publicado Regalo de Reyes, una interesante y satírica novela muy documentada sobre un misterioso códice antiguo que podría socavar las bases de todo lo que creemos sobre el cristianismo. Y el 10 de marzo de 2015 saldrá su versión en papel.

 

Read More...

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies