Archivo | Historia RSS de esta sección

Palabras y ciencia: La sal

Alexis-Firma34

lengua bebe

Sal es un término muy usado para la sal común o sal de cocina, sin embargo su significado es mucho más amplio de lo que parece. Los seres humanos tenemos sensores especializados en la lengua capaces de detectar claramente el sabor salado de los alimentos. La sal es el mineral mas consumido por el ser humano. Su extracción se realiza a partir del agua marina, o de minas a partir del mineral halita o sal gema (sal de roca). Su uso está generalizado en todas las gastronomías del mundo, ya sea como condimento o bien como conservante. Pero hay mucho más… De hecho, desde el punto de vista más fundamental, sin la sal yo no podría estar escribiendo estas palabras ni tú, estimado lector, leyéndolas. Sigue Leyendo >

Share

Palabras y Ciencia

Alexis-Firma34

petete-logo_2

La idea de este articulo surgió a partir de enseñar a mis hijos uno de los libros que mi padres compraron cuando yo era un niño. Esta magnífica publicación permitió que en mis cortos años pudiera aprender acerca de diversas materias y contestar sinnúmero de cuestiones. La obra a la cual me refiero se llama “El libro gordo de Petete”, en donde su protagonista, un pequeño pingüino, nos lleva hacia todo un mundo de conocimiento. El libro gordo es obra de Manuel García Ferré (1929-2013), historietista y animador de origen español, ubicado desde los 17 años en Argentina. En una de las entretenidas secciones del libro se encontraba “el curioso origen de las palabras comunes”. Recordando aquellos hermosos tiempos, y haciendo honor a tan grandiosa publicación y a su autor, doy inicio a este post, del cual aseguro tendrá continuidad al tomar varias palabras de nuestro querido idioma.

La primera palabra que se me vino a la cabeza tuvo que ver con el desayuno y es Cereal. Parecería que no hay mucho que decir de ella, pero nada más alejado de la verdad. Empecemos…

 

Sigue Leyendo >

Share

El Desarrollo de la Física Experimental

Filotecnologa-Firma4

Arduo camino el del experimento

Situémonos en el siglo XVIII, época en la que  las ciencias clásicas, tales como la astronomía, la estática y la óptica geométrica eran fácilmente matematizables. En la primera mitad del siglo  se empiezan a desarrollar las llamadas ciencias baconianas, ciencias experimentales para las que las matemáticas quedaban lejos. Indagar en las ciencias baconianas presentaba dificultades particulares. Los filósofos naturales que se dedicaban a ello tenían ante sí un amplio espectro de fenómenos y un desbordado crecimiento de experimentos donde la regularidad brillaba por su ausencia.

descomnposicion de la luz

Los hechos se establecían con cierta dificultad porque los resultados de los experimentos variaban considerablemente atendiendo a factores que escapaban por completo del control y en ocasiones de la comprensión del investigador. Como por ejemplo, la humedad atmosférica e incluso la estática acumulada en las ropas del observador en los experimentos de naturaleza eléctrica.

Aún más, la repetición de una experiencia ya establecida podía arrojar resultados que hiciesen dudar de ella. Recordemos el famoso experimento de la descomposición de la luz en sus colores, que había fracasado anteriormente en Francia, Italia y Países Bajos. Newton hizo prismas mejores.

Los filósofos naturales afrontaban esta situación dotados de herramientas metodológicas y conceptuales que no siempre concedían sus deseos. Al final, lo que buscaban era la matematización de los fenómenos.

Sigue Leyendo >

Share

“Granada: mil años de Ciencia” ya en sus pantallas

Desde Hablando de Ciencia tenemos el placer de presentarles el estreno en internet de nuestro segundo largometraje documental: Granada: mil años de Ciencia. Desarrollado por Rubén Lijó, y con la inestimable colaboración de un completo equipo de profesionales del mundo audiovisual y científico que hacen una realidad de este proyecto sin ánimo de lucro y sin financiación.

Como parte de dicho equipo, tenemos a Alexandre Guiraud en la música; Raúl Molina, Leticia Puerta y Nahúm Méndez en las cámaras; Alfonso Pujalte con los micrófonos; Paulo Hernández, Jorge J. Frías y Óscar Huertas en la redacción del guión; Óscar Huertas también en la producción, Santiago Campillo como script, y un largo etc.

Sigue Leyendo >

Share

El telegrama Zimmermann

La Primera Guerra Mundial, también llamada La Gran Guerra, se desarrolló desde 1914 a 1918 y tomaron parte más de 30 países de todo el planeta. Su inicio, de todos conocido, fue el asesinato en Sarajevo del archiduque Francisco Fernando de Austria y su esposa el 28 de junio de 1914. Como consecuencia de este atentado, Austria declaró la guerra a Serbia y comenzó su invasión, dando comienzo a la guerra debido a la activación del sistema de alianzas: Rusia se unió a Serbia, Alemania apoyó a Austria, y así sucesivamente. En 1918 la guerra concluyó con victoria del bando aliado (Serbia junto con todos los países que la apoyaron) sobre las potencias centrales (Austria junto a Alemania y sus apoyos).

Inglaterra se unió al conflicto el 4 de agosto declarando la guerra a Alemania en la medianoche. La primera acción bélica consistió en que el carguero “Telgonia”, antes del amanecer, cruzó el Mar del Norte hasta Emden, situado en el final de la costa holandesa y principio de la alemana. En dicho lugar procedió sistemáticamente a rastrear el fondo y retirar todos los cables transatlánticos submarinos que comunicaban por medio del telégrafo a Alemania con el resto del mundo. Se eliminaron 5 cables, uno de ellos enlazaba con Brest, en Francia,  otro con Vigo, otro con Tenerife y dos con Nueva York, pasando por las Azores. En el Mediterráneo, Alemania utilizaba otros de propiedad inglesa, que dejaron de estar a su disposición. Como consecuencia de esta acción, que se revelaría crucial, Alemania quedaba incomunicada por cable para el envío de telegramas, por lo que debería utilizar forzosamente la radio en su lugar. Usó una potentísima estación situada en Nauen, cerca de Berlín. Sin embargo todos los mensajes en radio estaban sujetos a la interceptación del enemigo, cosa inevitable, por lo que necesitaban utilizar métodos de cifrado.

 

Sigue Leyendo >

Share