¿Tanto revuelo por un satélite?

Empezemos por el principio: el UARS (Upper Atmosphere Research Satellite) fue un satélite de la NASA lanzado el 1991 desde el transbordador espacial Discovery. El satélite fue diseñado para estudiar los procesos físicos y químicos que tienen lugar en las capas altas de la atmósfera, entre 15 y 100 km de altura. El satélite proporcionaba mediciones de la estructura interna de la atmósfera y de las influencias externas que actúan sobre ella, como la radiación solar y los campos eléctricos. Entonces, en 2005 se desactivó el satélite, no sin antes ejecutar una maniobra que aceleraba el proceso de reentrada a la Tierra.

Cabe decir que, a pesar de la bomba mediática que ha producido el descenso del satélite, no es nada raro que un satélite caiga sobre la Tierra, ya que aun estando en las capas más altas de la atmósfera, el rozamiento no es para nada nulo. Por tanto, si no se lleva a cabo un mantenimiento de la órbita del satélite, éste acabará precipitándose sobre la Tierra.

Entonces, ¿por qué tanto revuelo?

Todo el mundo se alarmó a causa de que la NASA anunció que no se trataba de una entrada controlada, y esto es porque las condiciones del satélite y de la atmósfera hacían imposible la predicción de la trayectoria que seguiría, pues existen factores impredecibles como la densidad variable de la atmósfera en cada punto debida a la actividad solar. Además, hace falta decir que la probabilidad de que el satélite cayese en el patio de tu casa era ridículamente pequeña.

Pero bueno, pasaron los días y al final todo ha acabado bien: el satélite no hay caído encima de la casa de nadie. Según los nuevos cálculos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, el satélite hizo ingreso al planeta sobre Samoa Americana en el Pacífico, aunque los restos de la nave se repartieron en un rango de entre 480 km y 1.200 km, “o en general hacia el noreste del área de entrada”.

Así que este no es ni el primer satélite que cae sobre la Tierra ni el último que caerá, aunque probablemente sí será de los últimos que no disponen de un sistema para controlar su reingreso (no como los satélites más modernos).

Cristian Ariza

Fuentes: FayerWayer, Eureka, Wikipedia

Facebooktwitterredditpinterestlinkedin

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - octubre 6, 2011

    Información Bitacoras.com...

    Valora en Bitacoras.com: Empezemos por el principio: el UARS (Upper Atmosphere Research Satellite) fue un satélite de la NASA lanzado el 1991 desde el transbordador espacial Discovery. El satélite fue diseñado para estudiar los procesos físicos y quí.....

Deja un comentario

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies