El vulcanismo lunar acabó gradualmente

Nahum Firma

En rojo, localización de algunos de los volcanes más recientes de la Luna estudiados en esta investigación. NASA/GSFC/Arizona State University.

En rojo, localización de algunos de los volcanes más recientes de la Luna estudiados en esta investigación. NASA/GSFC/Arizona State University.

El vulcanismo fue uno de los procesos geológicos más importantes que han ocurrido en nuestro satélite, la Luna, a lo largo de toda su historia puesto que a falta de una atmósfera que modificase su superficie, fueron los procesos internos y el bombardeo de meteoritos quienes más se encargaron de esculpir el paisaje que hoy podemos ver desde nuestra ventana.

Los mares lunares, esas grandes llanuras volcánicas de color gris que cubren la cara visible de la Luna, se formaron aproximadamente entre hace 3.900 a 3.100 millones de años, aunque hay evidencias de que ocurrieron erupciones volcánicas de composición similar hasta hace unos mil millones de años, momento tras el cual se pensaba que se habría detenido toda la actividad volcánica en la Luna.

Algunas de las formas estudiadas por los autores del artículo. NASA/GSFC/Arizona State University.

Algunas de las formas estudiadas por los autores del artículo. NASA/GSFC/Arizona State University.

Pero gracias al análisis de las imágenes de alta resolución tomadas por la Lunar Reconaissance Orbiter (LRO) se han podido estudiar unas enigmáticas formas que existen sobre los mares lunares y cuyo pequeño tamaño (como mucho de varios kilómetros de extensión) no había permitido mejores observaciones anteriormente.

Estas formas de morfología y textura variable en realidad serían depósitos de lava con edades en torno a los 100 millones de años y quizás incluso menores de 50 millones de años. Además, multitud de estas formas se encuentran repartidas sobre los mares lunares, lo que indicaría que esta forma de vulcanismo tardío no fue algo excepcional, sino un proceso importante en la historia geológica de nuestro satélite.

Para poder datar estas zonas, puesto que no tenemos muestras de roca para hacerlo en los laboratorios terrestres, se ha analizado el número y tamaño de los cráteres que aparecen superpuestos a estas formas, una técnica habitual en la datación de superficies planetarias, y que permite hallar con bastante precisión un rango de edades para la superficie que queremos datar. Para hacernos una idea sencilla de como funciona este método, las superficies son más antiguas cuanto mayor es el número de cráteres y más grandes son estos.

La existencia de estas formas pone de manifiesto que el manto de la Luna estaba lo suficientemente caliente como para provocar estas erupciones, cuando los dinosaurios todavía caminaban por nuestro planeta, y no tan frío como se pensaba anteriormente.             

Nahúm Méndez Chazarra

Facebooktwitterredditpinterestlinkedin

Etiquetas: , , ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. El vulcanismo lunar acabó gradualmente - octubre 18, 2014

    […] El vulcanismo lunar acabó gradualmente […]

  2. Bitacoras.com - octubre 17, 2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: En rojo, localización de algunos de los volcanes más recientes de la Luna estudiados en esta investigación. NASA/GSFC/Arizona State University. El vulcanismo fue uno de los procesos geológicos más importantes que han ocurrido..…

Deja un comentario

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies