Archive | Ingeniería RSS for this section

Thomas Bayes. Un reverendo, un teorema y múltiples aplicaciones

Thomas Bayes

El teorema de Bayes es algo con lo que ya se choca un estudiante en bachillerato cuando se enfrenta a las matemáticas, y que deviene en mucho más cotidiano, no sólo para estudiantes de Ciencias Matemáticas o Informática, sino para casi cualquier disciplina científica. Por lo que puede resultar de interés que le dediquemos algo de tiempo a conocer su origen.

No es mucho lo que sabemos de la vida del reverendo Thomas Bayes, pues a pesar de que fue miembro de la Royal Society, en Londres, este gran matemático no llegó a hacer públicos sus principales trabajos en vida. De hecho, sólo publicó dos obras menores, y sólo una de ellas relacionada con su actividad científica. Probablemente, nunca llegó a ser consciente de la importancia que iba a tener su teorema.

Read More...

Una breve revisión sobre el estado de la ciencia con el Fracking

La Comisión Europea (CE) está llevando a cabo una consulta pública sobre el futuro desarrollo de los combustibles fósiles no convencionales, como el cuestionado Fracking, invitando a toda persona interesada en compartir su punto de vista sobre los proyectos hasta el 20 de marzo de 2013. Ante todo esto, ¿cuál es el estado de la ciencia sobre el fracking?

Hasta este momento, la CE no se ha pronunciado de forma clara al respecto pero quien sí lo ha hecho, ha sido la Eurocámara, pues lo que ha pedido ha sido cautela con los permisos de extracción.

Los proyectos de Fracking en algunas comunidades de España, están bastante avanzados, aunque en Cantabria hay una marcha atrás en las concesiones con la prohibición de las técnicas de Fracking.

 

Read More...

Centrales nucleares: La Fusión Nuclear como perspectiva de futuro

fusiónLa fusión nuclear es por muchos considerada la energía del futuro. ¿En qué consiste? ¿Por qué se la prefiere teóricamente con respecto a la fisión u otros medios de producción energética?

Se trata de una reacción nuclear, al igual que la fisión. Sin embargo, en este caso se unen núcleos en lugar de fracturarlos. En la fusión nuclear se trata con núcleos de átomos ligeros, fundamentalmente los isótopos deuterio (2H) y tritio (3H), del Hidrógeno. Al unirse estos átomos, forman uno de Helio, más pesado que ellos. Ésta es la reacción que tiene lugar en el Sol, por ejemplo, al igual que en cualquier otra estrella.

Para que lleguen a fusionarse, se comunica a los núcleos una energía cinética suficientemente intensa para que puedan vencer las fuerzas repulsivas que ejercen entre sí por tener igual carga (barrera de Coulomb). De  esta manera, tomarían parte las fuerzas nucleares, y se produciría la fusión en un átomo más pesado. En la unión del deuterio con el tritio, que es la más fácil de conseguir, se desprenden 17,6 Megaelectronvoltio (MeV).  

Read More...

Centrales nucleares: ¿Cómo funcionan?

En anteriores entregas de la serie hablábamos sobre los aspectos relacionados con la generación de energía a partir del combustible nuclear: la gestión de residuos radiactivos, la fabricación del combustible, la minería del uranio, la fisión nuclear… Pero hay un aspecto que no habíamos tratado todavía, y es el del funcionamiento de una central nuclear: ¿Cómo se produce la electricidad de origen nuclear?

Las centrales nucleares pertenecen al selecto grupo de las centrales térmicas, junto con las de carbón y las de gas nos aportan la potencia térmica de la que ya hemos hablado en anteriores entregas de la serie.

Mientras que en las centrales térmicas convencionales el combustible es quemado: el carbón en una caldera u hogar y el gas natural en una cámara de combustión; en las centrales nucleares el combustible se desintegra mediante reacciones de fisión, que son las que nos aportan el calor necesario para el aprovechamiento de energía en el ciclo termodinámico de vapor.

Por tanto, en las centrales nucleares nuestra caldera es el reactor nuclear y nuestro combustible no se quema sino que se fisiona.

 

Read More...

Grafos: Las Redes que mueven el mundo

Las calzadas romanas, la red eléctrica y, recientemente, Internet. Todas las redes que el ser humano ha diseñado para su comunicación y progreso tienen algo en común: se pueden representar mediante grafos que nos ayudan a modelar y comprender mejor cómo funcionan.

Para entender qué es un grafo, viajemos al año 1736, cuando Leonard Euler publica la solución del “problema de los puentes de Könisberg”.  En él se planteaba cómo cruzar los siete viaductos de la ciudad que vadeaban el río Pregolya, pasando exclusivamente una vez por cada uno. Euler se ayuda de un grafo donde las distintas áreas de la ciudad son los “nodos” o “vértices”, y los puentes que los unen son “aristas” o “arcos”. Recomiendo prestar un minuto de atención a la figura adjunta, donde se puede ver el problema original y su grafo correspondiente. Es más, os animo a coger lápiz y papel, y buscar la solución del dilema.

Nótese que Euler marcó los nodos en Mayúsculas y los arcos en minúsculas

Read More...

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies