Tag Archives: Agricultura

Enfriando el 78,1% de la atmósfera

Dolores Bueno

fig_2_8_b_1El componente mayoritario de nuestra querida atmósfera terrestre (sin ella no estaríamos escribiendo ni leyendo esto) es el gas nitrógeno. Su principal propiedad es que es bastante inerte, es decir, que no reacciona con facilidad con otros elementos. No sé si habrás tenido la experiencia de visitar un laboratorio orgánico y encontrártelo lleno de globos de cumpleaños enganchados con jeringuillas al tapón de la boca del matraz. No, no se trata de una celebración friki (aunque lo parezca), esos globos están llenos de nitrógeno y protegen al compuesto o reacción del interior del matraz, que suele ser muy reactivo con el oxígeno y/o la humedad. El nitrógeno desplaza al oxígeno, lo que es muy conveniente para este tipo de reacciones, pero también es un riesgo si trabajas con este gas en grandes cantidades y se deben tener muy en cuenta las medidas de seguridad para evitar el peligro de asfixia.

Read More...

Charlas DC14: Mesa de debate "Biotecnología, alimentación y agricultura"

En el acalorado coloquio-mesa de debate de "Biotecnología, alimentación y agricultura" participaron José Manuel López Nicolás (Universidad de Murcia), José Miguel Mulet (Universidad Politécnica de Valencia), Marieta Fernández Cabrera (Universidad de Granada), Aitor Sánchez García (Universidad de Granada), con Rosa Porcel como moderadora.

El huerto, un aula viva

Enrique-Firma2

En este post pretendo sintetizar las virtudes que tiene el huerto como herramienta educativa formal y no formal. Mi experiencia de los últimos años en estos espacios me ha hecho comprender porque es tan interesante introducir huertos en escuelas, centros para mayores, casas de asociaciones, hospitales, cárceles, etc.

HUERTO1reducida

Huerto escolar

De todas las virtudes que tiene crear un huerto voy a comentar aquí las más interesantes, a mi parecer, desde el punto de vista de la educación ambiental:

Es un espacio para reencontrarse con la naturaleza. Vivimos entre asfalto, lo cual nos lleva a una desvirtualización de la realidad en los procesos naturales de las cosas. Ya no sabemos de dónde vienen los alimentos que comemos, los productos que usamos en nuestro día a día y perdiéndose poco a poco el valor que tiene conservar la naturaleza para que podamos seguir viviendo de ella.  Los huertos nos vuelven a recordar los procesos de la vida, el nacimiento de una planta, el trabajo en comuna de las hormigas, la polinización de las abejas, la importancia de la lluvia, del sol, de la humedad, etc.

Read More...

HdC en Valencia: El tomate mecánico

El pasado 25 de noviembre, tuvo lugar en el  Jardín Botánico  de Valencia (perteneciente a la UV) un evento en el que HdC estuvo presente y participamos con tres charlas y unos experimentos científicos muy curiosos. Desde aquí agradecemos a José Carlos Vaqué haciendo de enlace y organizando todo, además de a la gente del Botánico (en especial Eva Pastor y Eli Caballer), a Piratas de la Ciencia y a Javier Fabado por su charla sobre el drago y otras especies insólitas y a Nahum Méndez Chazarra por la parte técnica.

La segunda  de las charlas, corre a cargo de José Blanca, del Instituto Universitario de Conservación y Mejora de la Agrodiversidad Valenciana.

El tomate mecánico 

Los productos vegetales, que forman la base de nuestra alimentación, son el resultado de miles de años de domesticación, selección artificial y, muy especialmente, de un esfuerzo de mejora de sus características llevado a cabo durante el último siglo. Los tomates o el trigo que hoy comemos poco tienen que ver con las especies silvestres que sirvieron como base para su domesticación. El tomate por ejemplo, proviene de un tomatillo silvestre peruano y fueron las culturas agrícolas americanas las que lo convirtieron en el fruto que los españoles importaron tras la llegada al Nuevo Mundo. Hoy en día este proceso de mejora continúa para seguir adaptando los cultivos a las necesidades de los consumidores y productores en un entorno que cambia a gran velocidad.

Read More...

La nanotecnología aplicada a la agricultura

La nanotecnología o “el arte de lo pequeño” utiliza y diseña materiales a escala atómica (normalmente entre 1 y 100 nm, o lo equivalente en metros: entre 0,000000001 y 0,0000001 metros) que en la actualidad tiene enorme repercusión en campos tan variados como la electrónica, la medicina, la farmacia, la ingeniería e incluso la agricultura. De hecho, se ha acuñado el término “nanobiotecnología”, que combina numerosas disciplinas científicas tan variadas como la biotecnología, la nanotecnología, el procesamiento químico, la ciencia de los materiales y la ingeniería de sistemas.

Para el caso de la agricultura, la nanotecnología puede aplicarse (y ya se está haciendo) para el tratamiento de algunas enfermedades de las plantas, para la detección precoz de los  patógenos que las producen, para la mejora de la asimilación de nutrientes esenciales por las plantas e incluso la construcción de nanobiosensores importantes en determinados procesos biológicos. Su uso puede incrementar la eficacia de los pesticidas e insecticidas comerciales reduciendo su cantidad de aplicación al suelo a unas dosis significativamente menores requeridas para los cultivos con la mejora medioambiental que eso implica.

Uso de cookies

Hablando de Ciencia usa cookies para la gestión de usuarios y para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies